Salvador Alemany, presidente de Abertis, asegura que España "es una isla" a nivel de autopistas y pide que se defina el modelo del futuro. EFE / Quique García

Abertis invertirá 3.400 millones en 2017 (ni un euro en España)

stop

Abertis incrementa un 30% las inversiones con crecimiento en Francia, Italia y la India. Deja a España en un papel residual

Xavier Alegret

Salvador Alemany, presidente de Abertis, asegura que España "es una isla" a nivel de autopistas y pide que se defina el modelo del futuro. EFE / Quique García

Hemeroteca

Abertis (IBEX: ABE)

Barcelona, 03/04/2017 - 13:00h

Abertis está en un rally inversor. No tiene miedo del Brexit, de Le Pen, de Trump ni demás incertidumbres globales y va incrementando su partida para nuevos proyectos. Si se cumplen sus  previsiones, a finales de año cerrará su plan estratégico 2015-2017 con más de 7.000 millones de euros en inversiones enfocadas al crecimiento. La mitad las hará este año, aunque se ha olvidado de uno de sus principales mercados.

ESPAÑA supone todavía un 26% del negocio de Abertis. Aunque está en retroceso, es su segundo mercado tras Francia. Pese a ello, el grupo de infraestructuras dirigido por Francisco Reynés pasa de largo de España en las inversiones. Abertis ha anunciado este lunes que elevará más de un 30% las inversiones este año, en el que invertirá al menos 3.400 millones de euros.

MÁS COMPRAS. La mayoría de las inversiones de este año irán destinadas al crecimiento inorgánico, 2.400 millones, mientras el resto irá al negocio existente, como la extensión de concesiones, etc. De estos 1.000 millones puede que algo se quede en España, aunque eso es algo que no pasó en 2016 y parece improbable para este año. El Gobierno no quiere extender concesiones y la compañía tampoco está por la labor porque sabe que estas operaciones cada vez son más impopulares.

EL FOCO INVERSOR es Francia. De hecho, la compañía presidida por Salvador Alemany ya ha cerrado buena parte de estas inversiones. Por eso Reynés habló de “al menos” 3.400 millones… La compañía, que ha incrementado su deuda en términos absolutos, tiene músculo para hacer más operaciones, y si hay oportunidades las aprovechará.

Abertis se afrancesa: el país vecino será el primer destinatario de sus inversiones récord en 2017

Hace pocos días, Abertis cerró la compra del 9,65% de Sanef a Axa por 450 millones, y anunció el acuerdo de adquisición de entre un 15% y un 17% más a Predica por entre 700 y 800 millones. Con estas operaciones, que ya superan los 1.200 millones, el grupo español rozará el 90% de la concesionaria gala. Los otros focos de inversión son Italia, con compras minoritarias en la concesionaria A4, y la India, donde a finales del año pasado compró dos autopistas por 128 millones de euros.

FRANCIA ES EL OJITO DERECHO DE ABERTIS. Es su primer mercado, con el 34% de sus ingresos en 2016, cifra que subirá este año con las inversiones en Sanef. Tanto Salvador Alemany como Francisco Reynés, en la comparecencia previa a la junta de accionistas de la compañía, tuvieron palabras de elogio para el país galo, en el que más del 80% de las autopistas y autovías son de peaje.

El consejero delegado destacó la seguridad jurídica de Francia, así como su clara apuesta por las concesiones en infraestructuras. Reynés ni siquiera tiene miedo de Marine Le Pen, que quiere rescatar las autopistas: “Lo que ha dicho Le Pen es lo mismo que dijo Ségolène Royal –ex candidata socialista– y se vio que era imposible”.

LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS. Mientras en su primer mercado no para de crecer, en España todo está parado. El anuncio del ministerio de Fomento, Íñigo de la Serna, de que no extenderá las concesiones que vencen en los próximos años, no ha sentado bien a Alemany y Reynés. Esta decisión, si finalmente se lleva a cabo, costará 554 millones de ebitda a Abertis, pero sobre todo, le genera incertidumbre sobre el futuro modelo, lo que claramente frena sus inversiones.

Alemany (Abertis) pide a Rajoy un modelo de autopistas sostenible y equitativo

“ESPAÑA ES UNA ISLA” para Salvador Alemany. Una isla respecto al modelo de autopistas, ya que está rodeada por modelos muy distintos. Mientras las vías de pago apenas superan el 20%, en Italia y Francia están por encima del 80%. “Tenemos una oportunidad de definir un sistema que sea equitativo y sostenible. En caso contrario, lo tendremos que pagar en forma de déficit de mantenimiento”, añadió.

1.500 MILLONES DE EUROS enturbian todavía más las relaciones entre Abertis y el Gobierno. La justicia dio la razón a la compañía y dictaminó que el ejecutivo de Rajoy tiene que indemnizar a Abertis por el bajo tráfico en la AP-7, con una cifra que se calcula en unos 1.500 millones, aunque el pago se hará al finalizar la concesión, en 2021. “Buscaremos una solución con el ministerio, y en ese momento veremos qué cantidad”, dijo Alemany.

‘SHOW ME THE MONEY’ podría ser el lema de Abertis con la AP7. Preguntado sobre si podría intercambiarse la indemnización por la extensión de concesiones, Alemany ha sido claro: “No creemos que pueda convertirse en una forma automática de alargamiento de la concesión. Otra cosa es que si hay nuevas concesiones, generarán fondos para pagar las indemnizaciones”. Abertis quiere el dinero y, ahora mismo, no quiere oír nada de extender concesiones: “Es impopular, ningún gobierno quiere pagar ese precio y las concesionarias tampoco estamos para decisiones impopulares. Hay que repensar el modelo”.