stop

Ocho emprendedores argentinos presentaron sus proyectos ante un sólido jurado español para obtener apoyo y financiación en España

Madrid, 14 de junio de 2017 (06:55 CET)

“A mí me ficharon en Argentina y me trajeron a España como una joven promesa. Aquí trabajé para varias multinacionales de primer orden. Con los contactos que tengo, no creo que me cueste tener éxito aquí”.

Con aplomo y poquísima modestia, un grupo de ocho emprendedores argentinos presentaron han participado en la primera edición de Acelerar España, donde se han presentado los mejores proyectos empresariales que han promovido empresarios, patronales, cámaras de comercio y el propio gobierno argentino.

Argentina quiere potenciar a sus emprendedores y hasta ahora la política le ha dado frutos. El actual gobierno de Mauricio Macri ha decidido dar un impulso a los empresarios emergentes pero incluso en los anteriores gobiernos de los Kirchner han emergido cuatro empresas argentinas valoradas en más de mil millones de dólares.

De los siete grandes "unicornios" (valorados en mil millones de dólares) de América Latina, cuatro son argentinas: Mercado Libre, Despegar.com, OLX y Globant, lo que representa un logro mayúsculo para un país que con la mitad del PIB de España.

Las deliberaciones

Los ocho seleccionados para la final habían sido elegidos entre un grupo previo de unos 500 proyectos. El jurado que evaluó a los jóvenes argentinos que quieren expandir su negocio a España estaba compuesto por Leandro Sigman, empresario argentino residente en España y consejero de Grupo Chemo, Javier Monzón, exconsejero delegado de Indra, Carlos Barrabés (consejero delegado de Barrabés), María Benjumea, directora del South Summit, un encuentro internacional de emprendimiento y Adrián García-Aranyos, director de Endeavor, una organización sin ánimo de lucro, entre otros.

En las deliberaciones, los expertos españoles hicieron notar la excesiva falta de modestia en uno de los exponentes.

“Sólo habló de él. No mencionó a nadie del equipo. Creo que puede ser una empresa muy personalista y al final este tipo de personalidades son buenas para una pyme pero no para una empresa de gran escala que es lo que estamos buscando”, explicó uno de los miembros del jurado en las deliberaciones.

Dos emprendedores argentinos tendrán el apoyo de más de una decena de sponsors para instalarse en España

Los jóvenes, todos hombres muy seguros de sí mismos, solían comenzar la presentación de su empresa describiendo su trayectoria profesional, sus logros y lo que habían hecho antes. Es una cualidad indiscutible para un emprendedor: transmitir seguridad y aplomo. Y ninguno se quedó corto.

Los ganadores

Pero lo cierto es que los jóvenes argentinos dejaron una excelente impresión en el jurado. Hubo unanimidad en uno de los ganadores: un joven que había montado con cierto éxito una web de regalo de bodas pero que desarrolló otra idea con gran potencial: llevar moda a casa a los clientes que no quieren perder tiempo comprando en tiendas y centros comerciales.

Bacán, una compañía con excelentes métricas, envía cajas con varias opciones a sus usuarios en función de unos gustos ya predeterminados y una encuesta exhaustiva. La empresa siempre se hace cargo del envío y la recepción de regreso si las prendas no fueron del agrado del comprador. El emprendedor, ex empresario de la noche, se mostró seguro de sí mismo y confiado. No tuvo problemas para imponerse al resto. 

El otro ganador del concurso, Vacavaliente, presentó un modelo de negocio con el que vende productos de cuero reciclado, un mercado con enorme potencial en el mercado argentino, pero también con grandes posibilidades de exportación.

Otro de los finalistas presentó su fábrica de zapatos hechos con basura y con un proyecto de inclusión social que causó muy buena impresión en el jurado. Ahora, dos finalistas vendrán a España a exportar su negocio y otros dos emprendedores regresarán el próximo año para volver a competir y buscar nuevos apoyos.

Javier Monzón, consejero delegado de Indra, pidió los correos electrónicos de todos los participantes para ayudarlos personalmente y mantener contacto con ellos, algo que también pidieron varios miembros del jurado con algunos participantes.

Al final, el jurado reconoció a Bacán y Vacavaliente, que tendrán apoyo logístico, financiero y de contacto de todo tipo para aterrizar en España.