Entrada a uno de los laboratorios de Aspen Pharma en el Reino Unido.

Europa investiga a Aspen Pharma por sus precios abusivos

stop

La farmacéutica sube reiteradamente los precios de sus medicamentos contra el cáncer y amenaza a los gobiernos con quitar sus productos del mercado

Economía Digital

Entrada a uno de los laboratorios de Aspen Pharma en el Reino Unido.

Barcelona, 15 de mayo de 2017 (19:55 CET)

La Comisión Europea ha puesto la lupa sobre la prácticas comerciales de la farmacéutica sudafricana Aspen Pharma, de quien se sospecha que ha abusado de su posición dominante en el mercado para subir los precios de varios medicamentos que se utilizan para combatir el cáncer.

El ejecutivo comunitario investiga a la empresa porque ha aumentado los precios de los principios farmacéuticos clorambucil, melfalán, mercaptopurina, tioguanina y busulfán, que se utilizan para combatir tumores hematológicos como los que sufren los enfermos de leucemia.

Para Bruselas, la farmacéutica ha incrementado sus medicamentos varias veces en forma injustificada, y además, analiza sus conductas que parecen extraídas del guión de un villano de cine B. Según la CE, Aspen Pharma ha amenazado a los gobiernos con retirar sus fármacos si no le dejaban fijar sus precios, y en algunos casos ha provocado el desabastecimiento de sus medicinas.

Aspen Pharma aumentó el precio de los medicamentos en Italia el 1.500%

Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, reconoció que las compañías deben obtener beneficios, pero dijo que las políticas de Aspen Pharma, que rayan la especulación a costa de una enfermedad mortal, no es admisible.

En Italia, las autoridades de Competencia habían multado a la farmacéutica con cinco millones de euros porque aumentó sus medicamentos un 1.500%. Tras esta sanción la CNMC en España abrió un expediente sancionador de oficio a Aspen Pharma y a su distribuidora Deco Pharma por posibles prácticas abusivas al subir los precios y negarse a distribuir algunos productos en el mercado. Según The Times, en Gran Bretaña incrementó el precio del busulfán (un medicamento contra la leucemia) 13 veces, de 5,20 libras a 65,22.