El Banco de Luxemburgo se querella contra Arantxa Sánchez Vicario

stop

La entidad se ha querellado contra Arantxa Sánchez Vicario porque sospecha que incurrió en un delito de alzamiento de bienes para no pagar su deuda

Imagen de archivo de Arantxa Sánchez Vicario

Barcelona, 29 de mayo de 2017 (23:37 CET)

Nuevo calvario judicial para Arantxa Sánchez Vicario. El Banco de Luxemburgo ha presentado una querella contra ella y su marido. La extenista tenía una deuda pendiente con la entidad bancaria, que le avaló por los cinco millones de euros que debía pagar a Hacienda. Esta sanción se enmarca durante el tiempo Sánchez Vicario fijó su domicilio fiscal en Andorra. Ahora, el banco acusa a la extenista de un delito de alzamiento de bienes ya que considera que ha estado vendiendo parte de sus inmuebles para evitar asumir esa responsabilidad.

El juzgado de instrucción 4 de Barcelona ha practicado diversas diligencias y ha tomado declaración a testigos e investigados. Sin embargo, todavía no ha fijado una fecha para la comparecencia de la que algún día fue campeona de Roland Garros, según ha avanzado El Confidencial.

Hace más de diez años, Sánchez Vicario fue acusada de fraude fiscal. Posteriormente se le condenó a abonar las cuotas correspondientes a Hacienda en los años que fingió vivir en el Principado.

Denuncia Sánchez Vicario: la extenista no pudo afrontar su compromiso con Hacienda porque no disponía de fondos

La sorpresa fue mayor cuando se reveló que la exdeportista no tenía fondos para afrontar la sanción. Al parecer, según ha afirmado ella misma en posteriores ocasiones, parte de su familia y dos gestores de confianza fueron los responsables de esta situación. En 2015, llegó a un acuerdo con sus padres y sus hermanos, a quienes había denunciado.

La investigación persigue ahora si Sánchez Vicario creó una estructura societaria para desviar fondos y evitar así hacer frente a sus pagos.