Una fotografía de un catering de la empresa de Bertín Osborne. EFE

Bertín Osborne atajará así las pérdidas de sus negocios de alimentación

stop

Bertín Osborne reducirá el número de sociedades y profesionalizará las direcciones de su grupo de alimentación

Barcelona, 08 de mayo de 2017 (18:00 CET)

Todo el mundo conoce a Bertín Osborne por su faceta artística, pero pocos por la empresarial. Desde hace años los negocios de alimentación se le atragantan al cantante. Ahora prepara una reestructuración de su holding donde reducirá el número de sociedades y profesionalizará los consejos de administración con directivos de diferentes sectores. Se espera que esta reorganización, en la que se contempla un nuevo plan de negocio, esté lista a finales de mayo.

El primer paso ha sido la venta de sus bodegas, según avanzó Economía Digital. Una aventura que arrancó con buen pie al cerrar con beneficios los primeros años de actividad. No obstante, las últimas cifras poco tienen que ver con las cifras de antaño. Los últimos resultados de Bodegas Conde de Donadío de Casasola presentados ante el registro mercantil (2015) revelan pérdidas superiores a los 26.998 euros.

Pero las pérdidas no terminan aquí. La empresa participada por esta sociedad, Bertín Osborne Alimentación, ha vivido una situación similar. La firma, que todavía figura como activa, registró un saldo negativo en su último ejercicio presentado. Siguiendo los datos publicados, la compañía dedicada al comercio al por mayor no especializado, cosechó pérdidas en 2015 por valor de 75.000 euros.

Una situación también en declive si se compara con los primeros años de actividad. En 2009, cuando la firma estaba participada también por el grupo Ybarra, facturaba 10 millones de euros y preveía ingresar el doble al año siguiente gracias a sus marcas El Molino de Bertín y La Almazara de Bertín. Siete años después, en noviembre, el cantante cesaba como administrador único de todas estas empresas.

Bertín Osborne: tras años de pérdidas, parece que el cantante ha encontrado la forma de rentabilizar sus productos

Dada la situación, Osborne traspasó sus activos y concentró su trabajo en una sola sociedad, Bertín Osborne Selección. Conocida también por sus siglas, BOS, se dedica a la comercialización de casi un centenar de productos, entre los que se encuentran ibéricos, quesos, verduras, roscas congeladas y su producto estrella, "los picos". Esta empresa sí cosecha beneficios. En 2015 rozaba el millón de euros en facturación y cerraba el ejercicio con un saldo positivo de 44.711,21 euros.

El cantante, consciente de la oportunidad que tiene, no quiere volver a naufragar. Por ello, ha decidido profesionalizar el consejo de administración y concentrarse en sus trabajos televisivos. Ahora, ha captado nuevos proveedores y la estrategia definida consiste en la selección de los mejores productos con un precio asequible. Para conocer el resto de detalles habrá que esperar, ya que tanto sus páginas corporativas como redes sociales están inactivas desde hace más de un año.

El mundo del espectáculo, otro cantar

Bertín Osborne también explota su vertiente artística a través de varias sociedades. Corporativa Eucanor, dedicada a la organización, explotación, asesoramiento y participación de toda clase de eventos, está participada con su esposa Fabiola. Los últimos datos disponibles de la firma se fechan en 2014. Durante ese ejercicio la sociedad facturó 574.892 euros. Un resultado que, tras el pago de todas sus obligaciones, teminaba con 53.761,72 euros de beneficios.

La otra sociedad en la que canaliza sus actividades es Crooner, una apuesta reciente iniciada el pasado año que coincide con el nombre de la gira que puso en marcha justo en esa fecha. Por el momento, no hay datos suficientes que revelen el estado financiero de esta empresa.

Aunque ahora la agenda del presentador esté llena de citas con su público, Osborne también pinchó en el folclore. Bertín Osborne Intermediaciones, constituida en julio de 2006 y de la que su mujer era administradora única hasta marzo del pasado año cuando él tomó las riendas. Actualmente figura como inactiva y su último balance refleja pérdidas por valor de 64.077 euros. 

Y es que la pasión por los negocios de Bertín Osborne viene de lejos. Atrás quedan sus antiguas inmersiones en el mundo de la ganadería. En este sentido se encuentra Yeguada Osborne, dedicada a la compraventa de reses, ganados y piensos, que se creó en 2009 y se extinguió tres años después.