Un food truck de Madreat.

Una concejal rebelde de Carmena entierra la mayor feria de food-trucks

stop

Montserrat Galcerán liquida MadrEat, la feria mensual de comida rápida, por ‘mercantilizar’ el espacio público

19 de mayo de 2017 (07:55 CET)

Montserrat Galcerán, la concejal de Manuela Carmena que ha cuestionado los eventos deportivos de Madrid por hacer publicidad a empresas como Coca-Cola, Pepsi o Nike, ha dado la estocada final a MadrEat, el mayor evento de food-trucks de España que se celebra cada mes en la plaza Azca, en pleno centro financiero de la capital.

Filósofa y teórica del comunismo, Galcerán se ha enfrentado incluso a la propia alcaldesa Manuela Carmena, partidaria de la celebración de un encuentro en el que participan unas 50 pequeñas empresas y autónomos, que cocinan comida rápida de diferentes países en pequeñas furgonetas.

Es la feria de comida de moda y también una actividad comercial que da vida a los pequeños empresarios que cada fin de semana acuden a encuentros privados, conciertos y eventos deportivos. El tercer fin de semana de cada mes tenían una cita fija en Madrid pero la concejal Galcerán entiende que los food truck han llegado a la plaza Azca, en pleno centro financiero de Madrid, a lucrarse a costa del espacio público.

La concejal de Carmena considera que los camiones de comida se están lucrando del espacio público, según explican los organizadores. Es algo que no niegan los pequeños empresarios, que aportan cerca de 30.000 euros en tasas al ayuntamiento cada vez que instalan su feria y que generan unos 300 puestos de trabajo.

La concejal Galcerán rechaza que haya empresarios que 'mercantilicen' el espacio público

Las pérdidas económicas

La plaza de Azca, con un urbanismo complicado, es un lugar habitual de algunas pandillas latinas, algunas de ellas violentas. No es la primera vez que ocurren enfrentamientos en el lugar. No hay vecinos y no es una zona transitada. La feria de comida da vida al espacio solo un domingo al mes, pero desde las oficinas de la concejal Galcerán consideran que la venta de perritos calientes, hamburguesas y comida española y latina genera problemas. Han llegado a argumentar que una planta ha resultado dañada cuando la pisó alguno de los visitantes.  

En el último encuentro de MadrEat, el distrito canceló en evento apenas con 24 horas de antelación. Algunos camiones que vienen de otras ciudades de España suspendieron el viaje y tuvieron que rematar la ingente cantidad de comida que habían comprado.

“Es el evento de Street food que más vende en España y siempre compramos enormes cantidades de comida. Buena parte de esos alimentos los perdimos. También tuvimos que cancelar los hoteles. Perdí unos 6.000 euros”, explica David Díaz, propietario del food truck La Cachapera, de comida venezolana.

Diputada de Podemos y dueña de un food truck

La concejal Galcerán, militante comunista entre 1970 y 1976 y defensora de la renta básica, no concibe que las retribuciones salariales sean fijadas por un trabajo individual. En sus charlas y congresos, explica que es necesario avanzar hacía un sistema que retribuya de forma más igualitaria, independientemente del tipo de trabajo realizado y de la productividad. Es partidaria de crear “espacios comunes” en detrimento de los “espacios privados”.

“Las capas capitalistas están al acecho intentando privatizar esas cuencas”, explicó en un encuentro académico llamado ¿Qué es el comunismo?”.

Carmena ha intentado frenar a su concejal para permitir la celebración del encuentro pero tras la disputa, la concejal ha ganado, por ahora, la batalla ideológica. Los camiones no volverán a vender comida callejera en Azca, al menos en los próximos tres meses y si no hay cambio de criterio.

Tener un camión de comida rápida y ganar dinero en espacio público no parece una actividad exclusiva de las “capas capitalistas”. Una diputada de En Marea en Galicia pidió reducción de su actividad parlamentaria para llevar su camión por las fiestas y los conciertos en Galicia.

Preguntada sobre la polémica dentro de su propio partido, prefirió no pronunciarse. “Es un tema del que no quiero hablar. Es un problema en otra comunidad y creo que no es prudente decir algo”, explicó Luca Chao, empresaria de food-truck y diputada de Podemos que va con su camión LacónLover por los conciertos y eventos deportivos de Galicia.

Los organizadores de MadrEat, la empresa Matteo & Co, ha decidido llevar el conflicto a los tribunales.