stop

El juez ordena embargar las cuotas al Consell de Gremis de Barcelona para indemnizar a Miquel Àngel Fraile, pero los gremios contratacan congelando los pagos

Xavier Alegret

Miquel Àngel Fraile, exsecretario general de la Confederació de Comerç, en una imagen de archivo, con la última presidenta de la CCC, Rosa Eritja, y el exconsejero de Empresa Felip Puig.

Barcelona, 03 de mayo de 2017 (07:55 CET)

Revuelta de un colectivo de empresarios de Cataluña contra un juez. El Consell de Gremis de Comerç, Serveis i Turisme de Barcelona ha decidido no acatar una sentencia judicial que le obliga a indemnizar a Miquel Àngel Fraile, el polémico exsecretario general del consell y de la Confederació de Comerç de Catalunya (CCC), y no pagará… mientras pueda.

Fraile, conocido por ser secretario general de la CCC desde sus inicios, fue fulminantemente despedido de esta patronal hace casi un año, culpado –públicamente, no judicialmente– de un agujero de cinco millones de euros. Durante unos años, también ocupó el mismo cargo en el Consell de Gremis, pero allí fue despedido antes, a principios de 2015.

El exlíder patronal optó por la estrategia que reza que la mejor defensa es un buen ataque, y denunció tanto al Consell de Gremis como a la CCC por despido improcedente. Como explicó Economía Digital, el juez le dio la razón en el caso de la Confederació, por lo que la obligó a indemnizar a Fraile y a su mujer, exdirectora de formación, con 650.000 euros.

El juez obliga a los gremios a pagar 104.000€ a Fraile como indemnización por despido

En el caso de la denuncia contra el Consell de Gremis, el juez no dio la razón a Fraile, que pedía también despido improcedente, lo que comportaría 45 días por año de indemnización, pero sí le reconoció cuatro nóminas pendientes, que ascendían a 22.000 euros, y una indemnización de 20 días por año. En total, unos 80.000 euros que, con gastos e intereses, hacían un total de 104.000 euros.

El fallo es de enero pasado y el Consell de Gremis, que se encuentra en otro caso judicial contra Fraile –le denunció por facturas falsas, como explicó este medio–, decidió no recurrir, a la espera de llegar a un acuerdo con Fraile que beneficiara a ambas partes. Este acuerdo no llegó y los gremios no han pagado a su exsecretario general, ni han depositado los avales en el juzgado, por lo que el juez ha intervenido.

Para que se cumpla el fallo y se proceda al pago de la indemnización, el juez ha decidido embargar las cuotas del Consell. ¿Cómo? Poniéndose en contacto con la treintena de gremios asociados para que depositen el dinero de las cuotas que pagan al Consell en una cuenta del juzgado.

Los gremios dejan de pagar su cuota al Consell de Gremis para que Fraile no cobre

Fuentes cercanas a los gremios confirmaron la decisión y explicaron que este mismo martes se reunió de urgencia la cúpula del consejo de gremios para tomar una decisión al respecto. La decisión fue intentar paralizar la indemnización a Fraile, para hacer tiempo mientras avanza su causa contra el mismo, y porque están indignados con que tengan que indemnizar al culpable del agujero en la CCC.

Para que Fraile no cobre, los gremios han decidido dejar de pagar sus cuotas al Consell. Han congelado los pagos sine die, mientras dure la orden de embargo. Saben, no obstante, que detrás de este embargo puede ir el de las cuentas del Consell, algo que también intentarán evitar. Una muestra de insumisión inaudita en una organización empresarial, de la que forman parte gremios tan importantes como los concesionarios de coches, los hoteles, las agencias de viajes o los restaurantes, entre otros.

En paralelo a este proceso, el Consell de Gremis denunció a Miquel Àngel Fraile por presunta falsificación de facturas por valor de 68.000 euros. Ambas partes ya han ido a una primera vista sobre este caso, que desde los gremios esperan que sirva para desenmascarar a Fraile y evitar el pago de su indemnización.