stop

Gas Natural Fenosa presentó 16.000 denuncias contra el fraude y la morosidad en Colombia en los últimos años, pero solo se han resuelto 85

Xavier Alegret

Sede de Electricaribe, empresa propiedad de Gas Natural que ha sido expropiada por el gobierno colombiano. EFE

Barcelona, 20 de abril de 2017 (13:55 CET)

Gas Natural y el gobierno colombiano han entrado en un conflicto jurídico por Electricaribe, distribuidora eléctrica propiedad de la compañía española que fue expropiada por el ejecutivo de Juan Manuel Santos. Pero el conflicto viene de lejos, por la precariedad de las infraestructuras colombianas y el alto fraude y morosidad que sufre Electricaribe, que alcanza los 1.200 millones de euros.

Para combatir el fraude y la mora, la compañía ahora presidida por Isidro Fainé interpuso en los últimos años 16.000 denuncias ante, según ha desvelado este jueves Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa. Lo llamativo es que la justicia colombiana solo atendió una de cada 200 denuncias. O lo que es lo mismo, 85 sentencias de 16.000 denuncias.

Villaseca recalcó que el problema del servicio eléctrico en la zona Caribe de Colombia es endémico. Las infraestructuras son precarias y las inversiones, insuficientes. Además, el precio no compensaba y la legislación no ayudaba a resolver el fraude y la mora. Esta misma falta de recursos se traslada a la justicia, como muestra las miles de denuncias de Gas Natural atascadas en los juzgados.

Isidro Fainé: el día en el que fue nombrado presidente de Gas Natural escribió a Juan Manuel Santos

Isidro Fainé, que ha vivido este jueves la primera junta de Gas Natural como presidente, ha sido más suave con Colombia y Santos. Pese a ello, ha apoyado la tesis de que se trata de un problema que viene de muy atrás. “El mismo día que me nombraron presidente de Gas Natural [el 21 de septiembre de 2016], mandé una carta al presidente Santos para que me recibiera. ¡El mismo día!”, ha exclamado.

Fainé ha explicado que se ha reunido en varias ocasiones con el líder colombiano y que todos los encuentros han sido “muy cordiales”. Además, ha resaltado que sigue dialogando para buscar un acuerdo, como adelantó Economía Digital. “Mi actitud es la de llegar a un acuerdo, que sea bueno para Colombia y para los accionistas. Y este diálogo está abierto. Otra cosa son los temas jurídicos [la denuncia a la ONU], que van por otro camino”.

El presidente de Gas Natural ha asegurado que la compañía no quiere abandonar Colombia, un mercado grande y “con gran potencial de crecimiento”. Pese a admitir la precariedad de sus infraestructuras, ha sido contundente: “Nuestra intención es estar allí. Yo quiero estar, creo en Colombia, no me quiero marchar”. Para hacerlo, pide un buen acuerdo, que beneficie al país pero también a los accionistas de Gas Natural. Lo ha resumido en “tarifas suficientes para que haya retorno de las inversiones que hay que hacer”.

Como ejemplo a seguir, Villaseca ha puesto Argentina, donde “tras muchos años de inseguridad, el gobierno ha subido las tarifas y ha establecido un marco regulatorio estable”. Después de 12 años de kirschnerismo, el conservador Mauricio Macri ganó las elecciones a finales de 2015, lo que supuso un cambio muy importante en la política económica y empresarial.

Futuro: Gas Natural no quiere irse de Colombia, pero pide tarifas que permitan inversiones

Tras cuatro meses con Electricaribe intervenida, Colombia decidió a mediados de marzo expropiarla para liquidarla y venderla al mejor postor. Como respuesta, como es habitual en estos casos, Gas Natural denunció al gobierno colombiano ante los organismos internacionales, en este caso el Uncitral, que depende de las Naciones Unidas.

Paralelamente, Fainé y Santos mantienen abierta una vía de diálogo, aunque el acuerdo se prevé muy difícil: no lo lograron en cuatro meses y además Santos tiene elecciones el año que viene y devolver Electricaribe a la empresa española le restaría votos en la región Caribe.