Joaquim Gay de Montellá, presidente de Foment, en una imagen de archivo. EFE/Esteban Bibal

Gay de Montellà pide a Rajoy una propuesta para acercarse a Puigdemont

stop

El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, pide al Gobierno de Rajoy una propuesta para Cataluña dentro de la legalidad

Xavier Alegret

Joaquim Gay de Montellá, presidente de Foment, en una imagen de archivo. EFE/Esteban Bibal

Barcelona, 12 de junio de 2017 (14:00 CET)

La patata caliente está en el tejado de Mariano Rajoy. Así lo ve la patronal catalana Foment del Treball, abiertamente contraria a la secesión pero que este lunes ha pedido al Gobierno que dé un paso y se acerque al Govern, que acaba de convocar un nuevo referéndum de autodeterminación. Eso sí, dentro de la legalidad y para llegar a un acuerdo antes de un año.

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment, ha reclamado “una propuesta consensuada”, aunque en un momento de no diálogo entre las partes, cree que es Rajoy quien debe dar el paso: “Si hay distancias entre el Govern y el Gobierno, hay que hacer una propuesta, y tiene que hacerse desde el Gobierno del Estado”. 

“Que encuentren el momento, pero no algún día, que lo encuentren ya, para dialogar de manera normalizada y hacer una propuesta”, ha añadido Gay de Montellá, que ante las preguntas sobre los posibles escenarios de dos legalidades o de qué debería hacer el Gobierno para frenar el referéndum, siempre ha respondido lo mismo: “Diálogo”.

Eso sí, Foment tiene claro dónde está el límite: en la legalidad y la seguridad jurídica. “Todo lo que esté en el marco legal, nos parece bien. Si es consensuado, nos parece bien”. Pero ha insistido en que “no podemos vivir fuera de un mundo basado en la legalidad”. Sobre qué legalidad, ha asegurado que solo existe una legalidad y que “Foment siempre ha respetado la Constitución”.

Foment del Treball: la patronal catalana tiene claro dónde está el límite: en la legalidad y la seguridad jurídica

De por donde tendría que ir la propuesta, Gay de Montellà ha tirado del hilo de las grandes reivindicaciones económicas de Cataluña: mejora de la financiación autonómica, con un pacto fiscal similar al vasco, y apuesta por las infraestructuras básicas, especialmente el Corredor Mediterráneo, que favorezca el desarrollo de la economía catalana.