La crisis del refresco empuja a Pepsi y Coca-Cola a reinventarse. Un mostrador con diversos productos de Coca-Cola en Ciudad de México (México). EFE/Alex Cruz.

La crisis del refresco empuja a Pepsi y Coca-Cola a inventar nuevas bebidas

stop

Coca-Cola mejora sus resultados en los Estados Unidos gracias a su nueva leche; Pepsi busca ideas en Europa entre los nuevos productos saludables

David Placer

Economía Digital

La crisis del refresco empuja a Pepsi y Coca-Cola a reinventarse. Un mostrador con diversos productos de Coca-Cola en Ciudad de México (México). EFE/Alex Cruz.

Madrid, 13 de abril de 2017 (09:55 CET)

La crisis del refresco es peor de la que se esperaba. La caída del consumo de las bebidas de soda ha empujado a Pepsi y Coca-Cola a buscar alternativas a su producto estrella. La ola de consumo saludable ha provocado un descenso de debidas de cola en los mercados desarrollados, con Europa y los Estados Unidos (EEUU) a la cabeza. Y las dos multinacionales tienen clara su estrategia a largo plazo: depender menos de la cola.

El consumo de refrescos de cola alcanzó el año pasado el mínimo en EEUU desde 1985, según la firma de mercado Beverage Digest. El año pasado, la venta de este tipo de productos cayó en el país alrededor del 2%. Es una cifra alarmante si se hace una proyección histórica. El consumo en litros de refresco no deja de retroceder desde 2004 y las estimaciones apuntan a que el descenso continuará.

La crisis de la cola: Pepsi y Coca-Cola pierden el 2% de ventas anual en Estados Unidos 

Y lo que más sorprende es que las bebidas carbonatadas supuestamente más saludables como las Diet y las Zero, que contienen edulcorantes artificiales, son las que más ceden en ventas. Las bebidas que contienen aspartamo y el ciclamato de sodio han sufrido el rechazo del consumidor –que las percibe como poco saludables, según los estudios del mercado— con caídas en torno al 5% anual.

Pero Coca-Cola ha encontrado la salvación en los buenos resultados de sus nuevas bebidas. La leche Fairlife, un producto premium con vitaminas y calcio añadido, ha obtenido resultados extraordinarios en EEUU, con ganancias de dos dígitos, según la revista Fortune.

La cola cae en EEUU, crece en Nigeria

Las bebidas de soda sólo permanecen fuertes en algunos extractos de población con bajos recursos y entre los adolescentes y jóvenes negros no-hispanos, según los estudios de mercado. Así, los productos tradicionales de Coca-Cola y Pepsi caen en EEUU y Europa Occidental e incluso en los grandes mercados latinoamericanos como Argentina y Brasil y sólo disfrutan de fuertes crecimientos en países como Nigeria.

En EEUU, Coca-Cola y Pepsi han comenzado a responder al declive de ventas produciendo latas más pequeñas. De esta forma, aunque el consumo en litros es superior, las compañías intentan mantener el ingreso con un precio más caro por onza para los envases más pequeños.

La crisis del refresco ha hecho que Coca-Cola haya lanzado en España, bajo la tutela de la empresaria Sol Daurella, una nueva bebida, algo inédito en los últimos 22 años. Con Royal Bliss, un producto creado para el sector de la hostelería, la multinacional aplica en España su estrategia de diversificación que ya tiene adelantada en otros países desarrollados.

En busca de ideas

Mientras tanto, Pepsi también explota el negocio que crece: aguas saborizadas, zumos, tes y cafés. La compañía ha salido en busca de productos saludables y novedosos en el mercado europeo. Quiere buscar emprendedores de éxito que vendan productos saludables y de éxito.

Refrescos en horas bajas: Coca-Cola centra el foco en la leche y Pepsi, en los zumos

Naked Juice, una de sus marcas de zumos, está a punto de convertirse en un nuevo producto de 1.000 millones de dólares en ventas en EEUU. En Europa, la multinacional busca el mismo camino.