Tienda de Louis Vuitton, del grupo LVMH, en Asia, en una imagen de archivo. EFE/ED/archivo

Los días de vino y rosas del rey del lujo francés

stop

LVMH, dueño entre otras marcas de Louis Vuitton, vive un rally alcista en bolsa tras superar las previsiones del mercado y anunciar la compra de Christian Dior

Barcelona, 18 de mayo de 2017 (13:53 CET)

Días de vino y rosas para el sector del lujo. Después de una relativa caída del negocio durante la crisis, el grupo francés Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) bate registros en bolsa: a comienzos de mes el gigante galo del lujo lograba, por primera vez desde 1980, colocarse como la primera compañía por capitalización en la bolsa de París, superando a la petrolera Total, informa France Press. Este hito llega tras anunciar, en los últimos días de abril, la adquisición del 100% de la también cotizada Christian Dior y de presentar unos resultados trimestrales muy por encima las previsiones.  

En los tres primeros meses de este año LVMH facturó un 13% más que en el mismo periodo de 2016, frente a las estimaciones que apuntaban a un crecimiento inferior a los dos dígitos. El aumento de las ventas se sustenta en el buen comportamiento de sus dos divisiones principales (moda y piel y vinos y espirituosos) y de su marca más conocida, Louis Vuitton, que aporta más de la mitad de los beneficios al ebitda del grupo. Los productos de esta enseña generaron un 20% más de ingresos hasta marzo.

Para entender estos resultados, más allá de la recuperación del mercado europeo, hay que mirar directamente a China. La evolución del cliente chino, “factor decisivo para el sector y que más incertidumbre genera de forma recurrente”, sigue siendo “sólida y no hay indicios de caída brusca de la demanda”, según los analistas consultados. En los tres primeros meses del año las ventas de LVMH en el mercado asiático, exceptuando Japón, aumentaron un 20% en términos interanuales, frente al 10% registrado en los dos trimestres previos.

Ambos factores, recuperación del cliente europeo y alza de China, “apuntan a que el positivo momentum que está viviendo el sector continuará en los próximos meses”, señalan desde el Sabadell.

LVMH: el crecimiento de las ventas en China sigue siendo “sólido y no hay indicios de caída brusca de la demanda”

Suma de Christian Dior

Además del balance financiero, el mercado ha recibido igualmente bien el movimiento de consolidación en Christian Dior Couture, compañía dueña de la marca con el mismo nombre. El pasado 25 de abril LVMH anunció una opa para hacerse con el 26% de la compañía que le faltaba. Hasta ahora, la familia Arnault, dueña de LVMH, contaba con una participación del 74%. Con una oferta de 260 euros por título, los Arnault valoraron a la firma gala en 6.500 millones de euros, 15,6 veces su ebitda.

Esta opa amistosa, que implica una simplificación del entramado empresarial de la familia y cuenta con el apoyo de ambos consejos de administración, fue recibida con fuertes subidas bursátiles en los días posteriores a la oferta. Para los analistas, además, refuerza la posición de LVMH en “uno de los mercado de mayor crecimiento dentro de sector lujo”, el de moda y piel, “con una de las marcas más emblemáticas y prestigiosas a nivel mundial”.