Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol y  Antonio Brufau, presidente de la petrolera. REPSOL

Repsol se prepara para ganar dinero con el petróleo barato

stop

Repsol fija su máxima prioridad en generar caja con un precio de 40 dólares aunque prevé que el Brent suba el año que viene

Economía Digital

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol y Antonio Brufau, presidente de la petrolera. REPSOL

Hemeroteca

Repsol (IBEX: REP)

Barcelona, 19 de mayo de 2017 (18:12 CET)

Repsol se prepara para el petróleo barato. Su consejero delegado, Josu Jon Imaz, ha desgranado este viernes los objetivos de la compañía para los próximos años. La prioridad es ganar competitividad. La petrolera quiere generar caja con un precio de 40 dólares el barril de Brent, frente a los 42 de la actualidad.

Se trata de ganar eficiencia y prepararse para un eventual escenario de petroleo barato. Y eso que la previsión de la compañía es que el barril pueda subir hasta 65 dólares en 2018, pero Repsol todavía recuerda las consecuencias que tuvo para todo el sector energético la bajada del crudo a causa de la crisis.

Imaz ha adelantado que actualizará su plan estratégico 2016-2020 durante el primer semestre de 2018. El consejero delegado ha afirmado que gracias a las mejoras de eficiencia y a las sinergias, Repsol ahorró 1.600 millones en 2016, un 42% más de lo previsto. Asimismo, ha valorado que este año la compañía podrá alcanzará el objetivo fijado para 2018: ahorrar 2.100 millones.

Por otro lado, Imaz también ha destacado la buena evolución del proceso de integración de Talismán, la empresa canadiense que compró en mayo de 2015. En este sentido, ha indicado que las sinergias producidas por esta adquisición alcanzan ya los 350 millones de dólares anuales, frente al objetivo de 400 millones en 2020.

Junta Repsol: la petrolera disminuyó su deuda un 32% en el pasado ejercicio

Asimismo, ha valorado también los esfuerzos para reducir la deuda. Concretamente, la compañía disminuyó su pasivo un 32%. Un logro que se consiguió al desprenderse de los 5.100 millones de euros en activos no estratégicos.

En cuanto a la inversión, ha señalado que en 2017 rondará los 3.500 millones de euros. Este esfuerzo supone un incremento de 300 millones en relación con los 3.200 millones invertidos en el pasado ejercicio.

La contaminación y los niveles de producción marcan los planes de futuro

La petrolera ya traza la hoja de ruta para los próximos años. Por un lado, se mantiene intacto el objetivo de producir 700.000 barriles diarios hasta 2025. Un compromiso que supone mantener otros cinco años el objetivo que se había fijado hasta 2020. Por otro, la compañía plantea la sustitución de vehículos diésel para acabar con la contaminación. En este sentido, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha afirmado que si esta práctica se llevara a cabo en ciudades como Madrid, la contaminación "se acabaría de raíz". "No debería ser tan complicado de controlar lo que estamos haciendo en las ciudades", ha concluido Brufau.

En cuanto a la proliferación de los vehículos diésel, el presidente de la multinacional ha apuntado que los estimulos en la industria europea fueron excesivos. Al respecto, ha dicho que se pasó de una cuota de penetración del 10% en los años noventa a alcanzar el 70% actual.

La junta respalda los movimientos en la cúpula

Por lo que respecta a la reelecciones de consejeros, la junta ha dado luz verde a la continuidad de Rene Dahan, Manuel Manrique Cecilia y Luis Suárez de Lezo Mantilla. Del mismo modo ha ratificado el nombramiento de Antonio Massanell Lavilla.

Finalmente, se ha aprobado el nombramiento como consejeros externos de Maite Ballester Fornés, Isabel Torremocha Ferrezuelo y Mariano Marzo Carpio. Entran en sustitución de Javier Echenique Landiríbar, María Isabel Gabarró Miquel y Henri Philippe Reichstul.