Muntsa Vilalta, directora general de comercio de la Generalitat. ED

La nueva patronal del comercio se expande de la mano del Govern

stop

La unión de asociaciones de comerciantes Retailcat, que nació para ocupar el hueco de la CCC, abrirá federaciones con el apoyo de la Generalitat

Barcelona, 19 de mayo de 2017 (07:55 CET)

De la mano de la Generalitat nació, y de la mano de la Generalitat se expandirá. Muntsa Vilalta, directora general de comercio del Govern, “parece la embajadora de Retailcat”, explicaron varias fuentes del sector. Esta unión de asociaciones, que nació para hacer de lobby y no de patronal, según aseguraron sus responsables, ultima la apertura de tres federaciones comarcales tirando de contactos políticos.

Retailcat nació en febrero tras la unión de Comertia, Cecot Comerç, Fundació Barcelona Comerç y Barcelona Oberta, como adelantó Economía Digital. La intención era ocupar el hueco de la Confederació de Comerç de Catalunya: tras la quiebra de esta patronal, la que más presencia mediática tenía en el sector, y ante las dudas de Foment y Fepime, la Generalitat juntó organizaciones afines para formar una nueva gran unión de comerciantes.

La nueva entidad, que preside Joan Carles Calbet, presidente también de Comertia, rehuyó desde el primer momento la etiqueta de patronal. Se definen como un lobby a favor de la defensa del modelo catalán de comercio y de los comerciantes. Pero, ¿para qué necesita un lobby delegaciones territoriales? En cambio, las patronales sí las tienen…

Retailcat busca asociaciones para implantarse en el Baix Llobregat, el Vallès y el Maresme

Fuentes del sector comercial han explicado que Retailcat, que tiene la mayoría de su presencia en la ciudad de Barcelona, está hablando con asociaciones de comerciantes de otras zonas para constituir federaciones. Incluso está llamando a la puerta de asociaciones adheridas a otras patronales. Por ahora, según ha tenido conocimiento este medio, está buscando socios en el Baix Llobregat, el Vallès Occidental y el Maresme para que sean sus federaciones territoriales.

En la primera de estas comarcas, han ido a buscar a la Xarxa Comercial de Viladecans, organización con vínculos con la antigua Convergència: su presidente fue en las listas a la alcaldía en la ciudad. En el Vallès, cuentan en Terrassa con Cecot Comerç y con Terrassa Centre, que se acaba de adherir a través de la Fundació Comerç Ciutadà.

La directora general de comercio de la Generalitat promociona Retailcat por Cataluña

Los contactos no se limitan a la política local. La directora general de comercio promociona esta asociación por el territorio. Según explicaron fuentes del sector, Muntsa Vilalta, que tiene la agenda repleta de reuniones con asociaciones de comerciantes de toda Cataluña, les “vende” Retailcat. Les pregunta si los conocen y los pone en contacto. “Lo venden como una estructura de estado”, añaden. Por estado, se entiende el catalán.

Asociarse a Retailcat, además, es muy rentable para estas asociaciones, ya que no tienen ni que pagar cuotas. Solo la adhesión y un papel representativo. La nueva agrupación de comerciantes no gana ni un euro, al menos por ahora, pero va extendiendo su red y puede decir que cuenta con representación en el territorio. ¿Qué ganan las asociaciones que se adhieran? Estar de buenas con el Govern y la Diputación de Barcelona, que son los que reparten las subvenciones para hacer acciones de promoción del comercio.

Retailcat y sus vínculos con CiU

Como explicó este medio, Retailcat nació impulsada por la Generalitat. Tras la quiebra de la CCC, Cataluña quedó –y todavía está– huérfana de una gran patronal del sector a nivel mediático que, sobre todo, defendiera los postulados del Govern en cuanto a política comercial, como hacía Miquel Àngel Fraile.

Esta organización que hiciera de altavoz no la encontraron en las entidades de comercio de la órbita de Foment, que están intentando organizarse pero no encuentran la fórmula. Además, las divergencias ideológicas entre el ejecutivo de Carles Puigdemont y la patronal que preside Joaquim Gay de Montellà son insalvables. 
Tampoco encontraron esta voz en Pimec Comerç, la organización más importante del sector a nivel de representación pero que intenta mantenerse alejada de la política, ni en el Agrupament de Botiguers i Comerciants (ABC), que también se ha mantenido independiente y que renunció a las subvenciones, por lo que no se la puede tentar con dinero público.

Retailcat era perfecta. Al menos dos de las organizaciones fundadoras tienen vínculos con el Govern y la antigua Convergència. La directora general de Comertia, Elisabet Vilalta, es prima de Muntsa Vilalta. Cecot está presidida por Antoni Abad, que fue en las listas de CiU en las elecciones al Congreso en 2004. Además, su presidenta del área de Comercio, Cristina Escudé Ferrusola, es sobrina de Jordi Pujol.