Noticia Extendida  (content)
Noticia Extendida  (content)

El incendio de Bangladesh saca a la luz el lado oscuro de la moda

El Corte Inglés y Primark, entre las empresas vinculadas con la factoría incendiada

Por Redacción
28/04/2013 21:45
Enviar Imprimir Leer más tarde Enviar Corrección
A+   A-

El incendio, el pasado miércoles, en un edificio de ocho plantas en la ciudad de Dacca, en el que han muerto unos 300 trabajadores (además de un millar de heridos) podría pasar factura a más de una multinacional del textil. El Corte Inglés, Primark (Gran Bretaña), Loblaw (Canadá), Group PWT (Dinamarca) o Wal-Mart (EEUU) son sólo algunas de las afectadas.

Entre los principales sospechosos del desastre figura el empresario catalán David Mayor, copropietario de una de las fábricas de ropa ubicadas en el edificio siniestrado. El empresario textil, de Reus, es el director general de Phantom-Tac, un empresa conjunta a partes iguales entre Phantom Apparels (de Bangladesh) y Textile Audit Company (de España).

La tragedia ocurrida en Bangladesh ha sacado a relucir, una vez más, el lado más oscuro de la moda. Ante la magnitud del incidente y la presión de las redes sociales, las compañías del textil han informado a los medios sobre su relación con la fábrica. 

El precedente

Hace dos meses, en la misma ciudad, un incendio mató a 112 trabajadores e hirió a otros 150. Algunas de las firmas a las que ahora se señala también se nutrían de prendas fabricadas en aquella factoría.

Según una nota de prensa de la ONG internacional Ropa Limpia, “este último derrumbe nos muestra una vez más que las auditorías voluntarias utilizadas por las marcas para dar seguimiento a sus fábricas han fallado en proteger la vida de los y las trabajadoras”.

La organización insiste: "Estas muertes innecesarias continuarán a menos que las marcas internacionales y el gobierno de Bangladesh acuerden firmar de manera obligatoria programas de seguridad para sus fábricas proveedoras”.

Control de daños

Algunas de las firmas afectadas ya han puesto en marcha su campaña de control de daños. La catalana Mango ha reconocido que en el taller incendiado había prendas con su etiqueta, aunque dice que allí no se fabrica material del grupo.

De momento, negocia la contratación de Javier Chércoles, ex director del departamento de Responsabilidad Corporativa de Inditex, para gestionar el desastre y compensar a los familiares de las víctimas. Inditex rompió relaciones con sus suministradores de Bangladesh tras un accidente similar ocurrido el pasado año.

Autocontrol

Según Ropa Limpia, los trabajadores textiles de Bangladesh (el 90% son mujeres) se encuentran entre los peor pagados del planeta (unos 32 euros al mes). Este sector es una importante fuente de ingresos para el país asiático ya que supone el 80% de sus exportaciones (unos 18.000 millones de euros anuales) gracias a sus más de 4.500 talleres.

En una nota de prensa, El Corte Inglés ha reconocido que en el Rana Plaza se producían algunas prendas, pero niega cualquier relación con la tragedia provocada por el mal estado del edificio. La firma española forma parte de la Business Social Compliance Inicitative, un organismo que incluye a más de un centenar de empresas que han pactado códigos de conducta para trabajar en los países más desfavorecidos.

comments powered by Disqus
Noticia Extendida  (content)
Noticia Extendida  (content)
En la Valencia de Renaixença y barraqueta, José Luis Olivas lo ha sido todo. A este sañudo perseguidor de pre...
El nombre no hace, ciertamente, la cosa y, sin embargo, muchas veces salva la cara. Le ha venido sucediendo a ...
OPINIÓN
Finanzas paginas interiores