stop

Las grandes constructoras han echado a la mitad de su plantilla y su facturación es un 20% la que lograron una década atrás

Barcelona, 17 de abril de 2017 (11:55 CET)

La caída en la obra pública en los últimos años ha obligado a las grandes constructoras relacionadas con las infraestructuras a reducir el 51% de su plantilla. En números concretos, desde 2007, han dejado en la calle a 18.000 personas, precisa un informe de Seopan (Asociación Española de Empresas Constructoras de Ámbito Nacional).

Esta patronal puntualiza que en 2016 la contratación de obras por parte del sector público ha caído un 32% respecto al año anterior y ha implicado un volumen de 3.280 millones de euros en trabajos. “En el caso de las contrataciones, representa la quinta parte de lo adjudicado en 2007”, precisa la entidad.

En el caso concreto del Ministerio de Fomento, las inversiones han sido el 23,8% menos, con adjudicaciones por 1.301,73 millones de euros. Con este período, ya van tres años consecutivos de caídas.

Construcción en España: en el último año, las plantillas se redujeron un 12%

En el último año estas empresas han despedido a 2.662 trabajadores, una caída del 12% comparado con el 2015. A fines de marzo, OHL ha presentado un ERE para prescindir de 554 trabajadores en España, entre 404 pertenecientes a Obrascón Huarte Lain SA (404) y otros 150 de OHL Industrial SL. Los únicos rasgos positivos, precisa Seopan, es que la actividad residencial ha crecido un 29% (con 64.038 visados), y el tráfico en las autopistas de peaje ha aumentadi un 5,6%.

España, la 15 economía del mundo y 27 en inversiones

A nivel mundial, España es la quinceava economía del mundo, pero en cuanto a inversiones, “figura en la posición 27”, precisa la patronal, que también esgrime datos de la Comisión Europea que revelan que la inversión pública en España fue un 60% inferior a la media de las cuatro mayores economías del mundo.

Sepoan considera que los ajustes de las administraciones para cumplir con los objetivos de reducción del déficit y la deuda pública “son un obstáculo para restituir el nivel inversor que España necesita”. La solución, sugieren, es que resurja la financiación privada mediante fórmulas de colaboración entre las empresas y los organismos públicos.

Algunos de los campos para la reactivación, indica la patronal, son los del agua, el transporte y el tratamiento de residuos municipales, en donde Sepoan ha encargado una selección de 800 actuaciones que implicarían una inversión de 100.000 millones de euros.