stop

Los bancos pueden demorar hasta dos semanas en otorgar un préstamo, frente a las 48 horas de las fintech

Economía Digital con información de Help my Cash

Muchos bancos todavía realizan los trámites para un préstamo de forma analógica.

Barcelona, 07 de mayo de 2017 (11:55 CET)

Las nuevas tecnologías han acelerado la evolución de la financiación. Después de la sequía crediticia por parte de las entidades bancarias, los bancos se han encontrado con un sector muy diferente al que presentaban en 2007. De hecho, según los datos de Fintech Spain, en 2016 el 17 % de las fintech en España se dedican a los préstamos online. Estas empresas han aprovechado estos años para aplicar las nuevas tecnologías a sus procesos de contratación ayudando, sobre todo, a la rapidez en la concesión. De media, el tiempo para conseguir un préstamo personal con un banco ronda entre una y dos semanas mientras que las empresas fintech pueden conceder un crédito con las mismas características en apenas 48 horas, informa Help my Cash.

Las apps surgen como la alternativa para tener créditos rápidos

Esta velocidad en la concesión de préstamos se debe sobre todo a la utilización del fintech – la tecnología aplicada a las finanzas- en sus procesos de solicitud, análisis y concesión. Aunque los bancos sí que han comenzado a aplicar procesos online a sus protocolos de contratación, -hoy en día ya es posible conseguir un crédito bancario realizando un formulario online –, sus procesos de análisis en su mayoría son analógicos. En cambio, otras entidades utilizan algoritmos que los ayudan a analizar los datos de los perfiles de los solicitantes de manera automática y en el momento en el que el prestatario envía la solicitud por Internet. Así se puede conseguir una aprobación incluso en minutos.

Otro de los retos con los que se encuentran las entidades bancarias para agilizar sus procesos de concesión es el envío de la documentación necesaria para confirmar que los datos del formulario son verídicos, lo que realizan de manera manual y, por ahora, también presencial. Este problema puede estar a punto de acabarse gracias a nuevas aplicaciones fintech que ayudarán a agilizar esta parte del proceso. Algunas entidades online, como es el caso de la entidad de créditos rápidos PepeDinero, utilizan aplicaciones de identificación virtuales para no tener que enviar ningún documento.

Esta aplicación permite, con el consentimiento del usuario, enviar al prestamista la información de la cuenta online que se asocie a la app para que se verifiquen los datos del formulario como la identidad, los ingresos o la titularidad de la cuenta corriente de manera inmediata.

Los bancos no terminan de adoptar los préstamos on line

El principal problema de poder implantar este tipo de identificación on line hasta ahora es que la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) obligaba a la identificación presencial de sus clientes a los bancos para la contratación de diferentes productos. Por suerte, desde el 1 de marzo de 2016, la SEPBLAC permite la identificación por videoconferencia y a través de sistemas de verificación que aseguren la autenticidad de la identidad. Esta actualización en la normativa permite grandes avances en el sector bancario en lo que respecta a la aplicación de las nuevas tecnologías para la concesión de préstamos de manera virtual y más rápida.