Saracho enmienda las cuentas del Popular de Ron. Emilio Saracho, junto al director de comunicación de la entidad, Carlos Balado, durante la reunión del consejo de administración del banco, en febrero. EFE/Mariscal

Saracho tarda un mes en enmendar las cuentas del Popular de Ron

stop

La nueva dirección de Banco Popular enmienda las cuentas del equipo saliente y reajusta en 630 millones los resultados del último ejercicio

Economía Digital

Saracho enmienda las cuentas del Popular de Ron. Emilio Saracho, junto al director de comunicación de la entidad, Carlos Balado, durante la reunión del consejo de administración del banco, en febrero. EFE/Mariscal

Barcelona, 03/04/2017 - 11:10h

Apenas un mes después de presentar resultados, Banco Popular reajusta las cuentas correspondientes a 2016. El equipo de Emilio Saracho, nuevo presidente de la entidad, enmienda así la última labor a la causa del saliente Ángel Ron, recalculando el balance de pérdidas del banco. En concreto, el Popular podría tener que descontar hasta 630 millones en los resultados del próximo semestre. Según reconoce la propia entidad en un comunicado a la CNMV, esta revisión tendrá “un impacto significativo” en las cuentas del grupo.

Sin embargo el banco argumenta que ello “no justifica una reformulación” de las mismas. Hay que recordar que el Popular batió en el último ejercicio su propio récord de pérdidas, con un quebranto de 3.485 millones de euros. La revisión de números la ha llevado a cabo el actual departamento interno de auditoría del Popular, bajo la supervisión de Pricewaterhouse Coopers (PwC) como auditor externo.  

Este proceso impactará directamente sobre solvencia de la entidad. El Popular calcula que su ratio de capital total se sitúe al cierre del primer trimestre entre el 11,70% y el 11,85%, en torno a un punto y medio inferior al publicitado en diciembre (13,14%). El equipo de Saracho desglosa del siguiente modo los fallos de los anteriores responsables financieros.

Banco Popular: Ángel Ron no hizo todas las provisiones que debía, según Emilio Saracho

“Insuficiencias” en algunas provisiones, que han de ser objeto de provisiones individualizadas, por un importe de 123 millones; “posible insuficiencia” de provisiones vinculadas a créditos dudosos, por 160 millones; “posible obligación de dar de baja” garantías a créditos dudosos, que habrían sido dotadas por 145 millones, con un impacto final por determinar; y un desajuste en “determinadas financiaciones” concedidas a clientes que acudieron a la ampliación de capital del banco en mayo pasado.

En este último apartado, el banco calcula el importe de cichos créditos en 205 millones, aunque indica que la cantidad total “objeto de este análisis” es de 426 millones.