stop

Juan Abelló logra un 12,5% de rentabilidad de una de sus sicav, y supera a otras fortunas como Koplowitz, March, Ortega o Del Pino

Barcelona, 02/04/2017 - 13:00h

El patrimonio de algunas de las mayores fortunas españolas gestionado a través de las sicav -sociedades de inversión de capital variable- aumentó en 2016 un 3,8 % y superó los 4.400 millones, con una revalorización media del 6,6 % que en algún caso se elevó al 12,5 %.

Entre las doce sicav más importantes se encuentran apellidos como Koplowitz, Abelló, Del Pino, Palatchi o Bhavnani, y el patrimonio global creció de 4.267,8 millones a 4.430 millones el año pasado.

Los más ricos no solo han batido su propia marca sino que han sabido esquivar la mala racha que atraviesa la bolsa española, cuyo principal indicador, el IBEX 35, se dejó en 2016 un 2,01 % y sumó dos ejercicios consecutivos con pérdidas.

La sicav de la familia March tiene un patrimonio de 1.300 millones de euros

Tampoco los fondos de inversión o los planes de pensiones pueden competir con la evolución de estas sociedades de inversión, ya que su rentabilidad media anual fue en 2016 del 1,14 % y del 1,8 %, respectivamente, según los datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

Abelló logra la mayor rentabilidad

Entre las doce sicav más importantes, la que tuvo una mayor revalorización fue la de Arbarín, de Juan Abelló, con un 12,55%. Este empresario también cuenta con otra sicav, Naira que logró una rentabilidad del 4,71 %.

En cuanto al volumen del patrimonio, la más grande es Torrenova, propiedad de la familia March, con más de 1.300 millones de euros y una revalorización del 2,06 %.

A continuación se sitúan Morinvest, que gestiona BBVA y es la depositaria de activos de la empresaria Alicia Koplowitz, con 542,7 millones de euros y una revalorización del 2,68 %, y Elitia -antes Agrippa-, vehículo de inversión de la familia Gallardo Ballart, propietarios de la farmacéutica Almirall, que se revalorizó un 6,45 % con 389,6 millones de euros gestionados.

La sicav de la hija de Amancio Ortega perdió 125 millones de euros

El patrimonio de Allocation, propiedad de la familia Del Pino, principales accionistas de la empresa constructora y de servicios Ferrovial, se elevó a 368 millones de euros con una revalorización del 9,18 %, similar a la conseguida por Soixa y Gesprisa.

La única entre la docena de sicav más relevantes que ha reducido su patrimonio ha sido Soandres, de Sandra Ortega Mera (la hija de Amancio Ortega), que pasó de 410,6 a 285,7 millones.

Una herramienta para invertir

Una sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento utilizado principalmente por las grandes fortunas porque les permite invertir parte de su dinero y diferir el pago de impuestos gracias a la creación de una sociedad anónima destinada únicamente a invertir en activos financieros.

Para constituir una sicav, que paga un 1 % de impuestos por los rendimientos y plusvalías que genera, hay que cumplir determinados requisitos, como contar con al menos cien accionistas y un capital mínimo de 2,4 millones de euros; en el caso de una sicav por compartimentos, el capital mínimo desembolsado es de 480.000 euros.