El presidente Mariano Rajoy y el ministro Cristóbal Montoro en el Congreso.

Zapatero y Rajoy inflaron en más de 86.000 millones los ingresos

stop

El gobierno de Mariano Rajoy recaudó 7.271 millones menos de lo que esperaba en el último año, precisa el colectivo de técnicos de Hacienda

Barcelona, 03 de mayo de 2017 (19:55 CET)

Las previsiones de ingresos de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy se desviaron en 86.411 millones de euros en los últimos diez años. Esta es la diferencia entre lo que el Ministerio de Hacienda esperaba recaudar cada año y lo que finalmente ingresó el Estado.

Según un estudio de Gestha (colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda), entre los ejercicios 2007 y 2016 el mayor desajuste correspondió al impuesto de Sociedades, cuyo desacierto en las previsiones fue de 34.143 millones. Le siguen la diferencia de recaudación con el IVA, por 20.970 millones, y el IRPF, por 18.080 millones.

Respecto al ejercicio pasado, entre los 193.520 millones de euros presupuestados y los 186.249 millones recaudados surge una diferencia final de 7.271 millones. A lo largo del 2016, el gran agujero negro fue el desajuste en las previsiones del impuesto de Sociedades y el IRPF, que entre ambos totalizan un 85% del desvío.

Los técnicos de Hacienda alertan que en el 2017 volverá el desajuste en los ingresos

Para Gestha, esta falta de acierto del presupuesto en los ingresos tributarios es “la principal razón por la que los distintos gobiernos han impulsado los sucesivos ajustes en los gastos e inversiones” ya sea a través de la falta de ejecución del presupuesto de gasto o los cierres adelantados del ejercicio.

Para el 2017 el panorama no tiene perspectivas de mejorar. El gobierno proyecta una recaudación todavía superior a la del ejercicio pasado, a tono con el crecimiento de la economía. En los presupuestos que se debaten estos días se proyecta ingresos por 200.963 millones, y Gestha recuerda que el Banco de España y el Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) han alertado que “la principal fuente de incertidumbre” está en los ingresos, porque las proyecciones de Hacienda “podrían ser demasiado ambiciosas”.

El Gobierno planifica impuestos adicionales para paliar el déficit

De hecho, el Gobierno ya prevé que posiblemente no se llegue a las metas recaudatorias, y tiene en carpeta aumentar los impuestos ambientales y a las bebidas azucaradas, según consta en el Plan de Estabilidad 2017-2020 remitido a Bruselas.

Según José María Mollinedo, secretario general de este colectivo de técnicos, “si este año no se ingresan 7.000 a 8.000 millones de euros más, otra vez el gasto se verá afectado en esa cifra”.

La causa del desajuste presupuestario, considera Gestha, se encuentra “en la improvisación fiscal”, y la solución pasaría por una reforma que, como urgente, modifique el impuesto de Sociedades. Para los técnicos de Hacienda, la principal causa del desvío en los ingresos está en la tributación de las grandes empresas, que lo hacen a un tipo medio efectivo del 7% de su ejercicio contable, mientras que las pymes soportan una carga fiscal del 13,9%.

El ministerio de Hacienda no ha respondido a las preguntas de este diario sobre las razones de este desvío en los presupuestos.