Mineira de Corcoesto cierra 2012 en números rojos y recorta aún más sus fondos propios

Protesta en contra de la mina de oro en Corcoesto

Protesta en contra de la mina de oro en Corcoesto

Con unas pérdidas de más de 250.000 euros, sus recursos se rebajaron hasta los 600.000 euros

Cristina Díaz

11/09/2013 21:38 horas

Edgewater, la compañía canadiense que quiere poner en marcha la mina de oro de Bergantiños, asegura que la Xunta cree que su proyecto es viable. Así lo sostiene, a pesar de que este verano el Gobierno gallego le exigió más garantías económicas y técnicas para poder llevar adelante la explotación minera. De momento, lo único seguro es que su comportamiento empresarial, por lo menos hasta el fin de 2012, sigue alejándola de las exigencias autonómicas.

El Gobierno gallego solicitó a la empresa una solvencia mínima del 25% de fondos propios sobre la inversión en el proyecto minero, que está cifrada en algo más de 100 millones de euros. La sociedad Mineira de Corcoesto SA acabó el año 2011 con unos recursos propios de 868.546 euros, o lo que es lo mismo, 100 veces inferiores a la inversión prevista.

Fondos propios

Si la cifra llamó la atención cuando se hicieron públicas sus cuentas, aún es más llamativo su resultado en 2012. Sus recursos siguen menguando, en lugar de acercarse a las solicitudes de la Xunta de Galicia. Así, según datos del Registro Mercantil, Mineira de Corcoesto cerró el pasado ejercicio con unos fondos propios de 617.250 euros, unos 250.000 euros menos.

Pero además, el resultado de sus cuentas fue negativo. La filial española de Edgewater acabó el año con unos números rojos de 251.296 euros, además de con un EBITDA (beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones) de 296.509 euros en negativo.

Resultados positivos un año antes

En 2011, los resultados de Mineira de Corcoesto fueron positivos, a pesar de no estar aún operando. El beneficio rondó los 700.000 euros, pero en realidad se debió a un efecto contable derivado de cambios en la valoración de las provisiones que tuvo que realizar para el sellado de una mina en Asturias.

Además de todo esto, a cierre de 2012, la compañía seguía presentando un abultado fondo de maniobra negativo, según sus cuentas, que supera los ocho millones de euros.

La apuesta de Edgewater

En la memoría anual de la compañía se refleja que Mineira de Corcoesto mantiene un cuenta corriente a pagar con su accionista, Edgewater Exploration, de 8,6 millones de euros. Los auditores explican que “Edgewater está aportando todos los fondos necesarios y ha manifestado expresamente la intención de mantener su apoyo financiero para hacer frente al desarrollo de las operaciones de la sociedad, para que sea posible la puesta en marcha del proyecto de explotación minero de Corcoesto”.

En este momento, la Xunta analiza la documentación remitida por la empresa a finales de agosto. Unos 2.000 folios con los que la minera pretende desvanecer las dudas de la Administración.

Ahora en portada

Siguientes artículos