Cementos Cosmos amplió el permiso para explotar su mina antes de regularizarla

Mina de Vilavella en Triacastela | Salvemos Cabana

Mina de Vilavella en Triacastela | Salvemos Cabana

AGE pide en el Parlamento la paralización de la actividad en la cantera de Triacastela y detecta irregularidades en la concesión de la autorización

Rubén Rodríguez

13/08/2014 13:49 horas

La cantera de Triacastela, situada sobre Cova de Eirós y explotada por Cementos Cosmos, cuenta con un derecho minero de la sección C. Es el mismo que fue otorgado a Mineira de Corcoesto para su proyecto de extracción de oro en el suelo de Bergantiños o el que exhibe Incremento Grupo Inversor para extraer wolframio de la mina de Lousame, ahora paralizada. Podría ser algo anecdótico puesto que este tipo de derecho --el más amplio, abarca el oro, la plata, el cinc, el estaño y un gran número de minerales-- no lo utilizará la cementera más que para extraer la caliza de la mina de Vilavella. Sin embargo, traerá cola.

AGE solicitará en el Parlamento la paralización de la actividad alegando que se ha producido un cambio sustancial en las condiciones de explotación de la cantera, toda vez que en el periodo previo a su regularización, un proceso que duró hasta hace semana y media, contaba con un derecho minero de la sección A, que autoriza recursos de escaso valor económico, comercialización limitada y aprovechamiento exclusivo de su fragmentación. Entiende la formación política que este cambio sustancial en las condiciones, sin mediar declaración de impacto ambiental, es razón suficiente para parar la extracción y proceder a la revisión de la licencia.

¿Cómo se otorgó el derecho minero?

AGE explica que Cementos Cosmos, que retomó la actividad en la cantera la pasada semana tras obtener la autorización municipal, puso en regla los papeles de su mina gallega en el proceso de regularización puesto en marcha por el bipartito en el año 2008. El mecanismo era sencillo. Se necesitaba el reconocimiento de la Dirección Xeral de Minas de que la actividad en la cantera databa de antes de 2003.

Ningún problema para la cementera del gigante brasileño Votorantim que, desde mucho antes, incluso en el periodo previo a englobarse en el holding de Corporación Noroeste, extraía caliza de tierras lucenses. El caso es que en esta regularización, el derecho minero de la sección A se transformó en derecho minero de la sección C.

Garantías exigidas a Cosmos

También alega AGE un problema de tiempos. El último permiso otorgado a Cementos Cosmos impone a la empresa varias condiciones. Primero, regularizar su relación con la Confederación Hidrográfica Miño-Sil que tiene un expediente abierto a la cementera por ejecutar obras de ensanche sin licencia en la cantera. El organismo le exige reparar los daños y legalizar así las obras ya realizadas.

Del mismo modo, también se le exige plantear un plan de conservación y protección de Cova de Eirós, “un enclave único que conserva las primeras evidencias de arte rupestre paleolítica del noroeste peninsular”, según lo define Salvemos Cabana. Y también una propuesta de conservación del Camiño de Santiago, ya que la mina se ubica en un tramo amplio del Camino Francés.

AGE entiende que todas estas garantías exigidas a Cosmos deben implementarse antes de la concesión del permiso y no posteriormente. Por ello, reclama que se paralice la actividad hasta que las autoridades no den el visto bueno a los planes de conservación exigidos a la cementera.

Ahora en portada

Siguientes artículos