stop

La Organización de Estados Americanos (OEA) revisa el acuerdo que firmaron con la Agencia Catalana de Consumo, cuando la dirigía el padre de Mercè Conesa

Josep Maria Casas

Economía Digital

José Miguel Insulza (izquierda) y Alfons Conesa se abrazan en octubre de 2014 después de la firma del convenio entre la OEA y la Agencia Catalana de Consumo. OAS/María Patricia Leiva

Barcelona, 31 de mayo de 2017 (07:55 CET)

La Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, investiga un convenio de colaboración firmado en 2014 con la Agencia Catalana de Consumo (ACC). En aquel momento, esta agencia de la Generalitat estaba dirigida por Alfons Conesa, padre de Mercè Conesa, la actual presidenta de la Diputación de Barcelona.

A través de este convenio, la OEA envió a 350 funcionarios de diversos países americanos a cursar un postgrado sobre consumo y salud en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. La agencia de la Generalitat subvencionó esta actividad. Además, con anterioridad, ya había colaborado en seminarios sobre consumo celebrados en Bogotá y Lima.

Funcionarios catalanes mandaron en noviembre de 2014 una denuncia a la OEA en la que se advertía que dos altos cargos de la Generalitat con los que estaban colaborando –en referencia a Alfons Conesa y Josep Tous- tenían causas judiciales abiertas en España. Un juzgado de instrucción de Barcelona investiga a Conesa por adjudicar un contrato a un despacho de abogados relacionado con su hijo. Otro juzgado ha imputado a Tous en el caso ITV. La Fiscalía Anticorrupción pide para él una pena de un año de cárcel. A raíz de aquella advertencia, la oficina del inspector general de la OEA abrió una investigación.

Informe del inspector general

En un informe sobre la actividad desplegada por la oficina del inspector general de la OEA durante 2016, su actual responsable, Garry LaGuerre, detalla que durante el pasado ejercicio realizaron siete auditorias y diez investigaciones. Una de estas investigaciones se refiere a las relaciones de Tous y Conesa con la OEA, aunque no se les menciona por su nombre. Fuentes conocedoras del caso indican que se trata de ellos.

Este informe, fechado en abril pasado y al que ha tenido acceso este diario, recuerda que en la actualidad no continúan vinculados con la OEA. Por este motivo, se da por cerrada una parte de la investigación. Sin embargo, precisa que durante este 2017 revisarán el convenio de colaboración entre la OEA y la Agencia Catalana de Consumo. Este acuerdo lo firmaron en octubre de 2014 el entonces secretario general del organismo panamericano, el chileno José Miguel Insulza, y el director de la mencionada agencia de la Generalitat, Alfons Conesa.

Como este convenio todavía está vigente, el informe de la OEA indica que les podría suponer un “riesgo” para su reputación. Por este motivo, lo revisarán.

Investigación en curso: la OEA teme salir salpicada por un convenio firmado con la Generalitat

Por lo que se refiere a la relación de Tous con la OEA, este participó a través de la empresa Ieconsumo, de la que era gerente, en programas  de formación en diversos países americanos, según apuntan las fuentes consultadas y consta en informaciones de prensa. Tous fue director general de Consumo durante el último gobierno de Jordi Pujol.

Denuncias de CC.OO

La OEA es un organismo muy meticuloso con sus procedimientos internos. Representa a todos los estados del continente americano. Después de recibir la advertencia de funcionarios catalanes, emprendieron una investigación interna. Quizás temían salir salpicados. El sindicato CC.OO ha interpuesto diversas denuncias contra Conesa ante la Oficina Antifraude de Cataluña. Una ya se ha archivado, pero por otra, el juzgado de instrucción número ocho de Barcelona lo citó a declarar en octubre pasado como investigado por los presuntos delitos de prevaricación, falsificación documental y revelación de información privilegiada.