stop

Inés Arrimadas apuesta por una alternativa al independentismo que se centre en reivindicar cuestiones como el corredor mediterráneo

Manel Manchón

Economía Digital

Inés Arrimadas, en la entrevista de Converses, dice que el independentismo cierra las puertas a Cataluña. / ED

Barcelona, 01/04/2017 - 13:00h

El proceso soberanista quiere llegar hasta el final y el Gobierno catalán está dispuesto a convocar el referéndum soberanista. Pero los partidos se preparan para unas nuevas elecciones al Parlament, y Ciudadanos lo tiene claro. Su líder, Inés Arrimadas, la jefa de la oposición con 25 diputados, considera que ha llegado el momento: “La alternativa es entre Oriol Junqueras o yo, porque sólo Ciudadanos puede aglutinar apoyos, a izquierda y derecha, para iniciar una nueva etapa en la que nos podamos centrar en otras cuestiones, y no en el proceso independentista”.

Arrimadas asegura, en una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, este sábado, que el proceso llega a su fin, que “la sociedad catalana está cansada de un movimiento que sólo ha causado división”. Cree que el gobierno catalán debe entender que su apuesta por la independencia “cierra puertas a Cataluña, como se ha visto con el viaje de Puigdemont, que sólo se reúne con algunos congresistas del tea party”.

A su juicio, el Gobierno de Mariano Rajoy debe exigir el cumplimiento de la ley, y por ello justifica el recurso del Ejecutivo ante el Tribunal Constitucional contra los presupuestos de la Generalitat, por incluir una partida para celebrar el referéndum. “Es muy claro, el propio Consejo de Garantías Estatutarias lo ha constatado, pero no se le ha querido hacer caso”, asegura.

Arrimadas sostiene que ha llegado el momento de dejar atrás el proceso soberanista

¿Pero qué quiere hacer Ciudadanos en Cataluña? Un sector crítico del partido no entiende que Arrimadas quiera atraer un electorado catalanista, que hubiera dado apoyo en los años anteriores a Convergència. Pero la también portavoz nacional de Ciudadanos razona su proyecto político: “Lo que quiere Ciudadanos es representar un elector de centro, que no cree que algunas cuestiones se deban reducir a una apuesta por la izquierda o por la derecha; un voto moderado que reclame respuestas en materia de infraestructuras, en educación, en sanidad, en el terreno del modelo productivo, que está sujeto a una auténtica revolución”.

Arrimadas asegura que todo el partido está en esa línea, y que las próximas elecciones serán decisivas para un cambio en Cataluña. ¿Pero con quién podrá encontrar apoyos Ciudadanos? Inés Arrimadas quiere entenderse con todos los partidos, y aspira a una disputa electoral entre ella y Junqueras, que aparece en todas las encuestas como ganador.

La política que sigue Ciudadanos en toda España puede ayudar a Arrimadas en Cataluña. Así lo entiende la jefa de la oposición en el parlamento catalán. Lo justifica con la “presión” que ha ejercido Ciudadanos en el Gobierno del PP para poder aprobar los presupuestos, y en la defensa de inversiones como el corredor mediterráneo.

Arrimadas defiende que el corredor mediterráneo es bueno para toda España y se debe hacer

“Lo que debemos decir es que el corredor mediterráneo es bueno para toda España, no sólo para Cataluña. El paradigma debe cambiar: las inversiones no deben obedecer a criterios territoriales, sino a la necesidad que se tengan de ellas, y a su eficiencia económica, y está claro que el corredor responde a esa visión”.

Ciudadanos, un partido que nació en Cataluña como una respuesta al nacionalismo catalán, busca ahora un lugar central en la política catalana para construir una alternativa, junto al PSC, el PP, e, incluso, a una parte del Pdecat, en función de cómo acabe el proceso y de las opciones que tome su actual dirección.

Inés Arrimadas, que tiene buenas relaciones con todos los portavoces parlamentarios, y, especialmente, con Marta Pascal, la coordinadora general del Pdecat, insiste en que dependerá del resto de partidos siempre que Ciudadanos mantenga o supere sus actuales resultados y compita por la victoria o el segundo puesto con el líder de Esquerra.

Como partido presente en toda España, Ciudadanos deberá lidiar diferentes situaciones que han creado disenciones internas. ¿Qué hacer en Murcia o en Andalucía? Arrimadas sostiene que Ciudadanos cumplirá “sus compromisos”, y que éstos pasan, en la comunidad murciana, por la dimisión del presidente autonómico del PP, Pedro Antonio Sánchez, a la espera de que el partido nombre a otro candidato. Si no es así, con una moción de censura convocada para la próxima semana, Ciudadanos forzará unas nuevas elecciones.

En el caso de Andalucía, Ciudadanos no dejará de apoyar a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, si gana las primarias a la secretaria general del PSOE. “Es compatible, otra cosa es que dejara la Junta, y en ese caso el PSOE debería proponer otro candidato en una nueva investidura en el parlamento andaluz, y Ciudadanos vería en ese momento si llega o no a un nuevo acuerdo”.