Mediacomplex es la sociedad propietaria del edificio Imagina, en el número 171 de la Avenida Diagonal de Barcelona

Ada Colau y Jaume Roures subastarán el edificio Imagina

stop

Ada Colau argumenta que el Ayuntamiento de Barcelona obtendrá con esta operación un beneficio de 10 millones de euros

Josep Maria Casas

Economía Digital

Mediacomplex es la sociedad propietaria del edificio Imagina, en el número 171 de la Avenida Diagonal de Barcelona

Barcelona, 05 de mayo de 2017 (21:57 CET)

La alcaldesa Ada Colau y el productor Jaume Roures van de la mano. El Ayuntamiento de Barcelona y Mediapro tienen la intención de vender en subasta pública la totalidad de las acciones de Mediacomplex, la empresa propietaria del edificio Imagina.

Mediacomplex está participada por el Ayuntamiento, mediante la empresa pública Bimsa (33%), y por Rilson (66%), filial inmobiliaria de Mediapro. En 2004, en tiempos del alcalde Joan Clos, constituyeron Mediacomplex para levantar el edificio Imagina, situado en el número 177 de la avenida Diagonal. Es la actual sede de Mediapro.

El consejo de administración de Bimsa, controlado por el gobierno de Colau, ha aprobado este viernes el “pacto de accionistas”. No obstante, la decisión debe ser ratificada por el pleno del Ayuntamiento en un plazo máximo de seis meses y, para ello, Colau deberá obtener el apoyo de otros grupos municipales.

La calificación de equipamiento limita los usos del edificio

La venta del edificio Imagina será una de las grandes operaciones inmobiliarias del año. Se trata de un inmueble de diecisiete plantas con cerca de 12.000 metros cuadrados. Sus usos futuros están limitados porque está calificado de equipamiento.

Para aceptar su venta, el gobierno de Colau exige que la operación se realice mediante una subasta pública por la totalidad de las acciones. Los dos accionistas de Mediacomplex –Bimsa y Rilson- se desprenderán de sus respectivas participaciones de “manera conjunta y simultánea”, según se precisa desde el ayuntamiento barcelonés.

Roures mantiene una deuda con el Ayuntamiento

El gobierno de Colau también exige que Rilson, la inmobiliaria del grupo de Roures, reconozca una deuda con Bimsa de 2,95 millones de euros. Esta deuda deriva de los impagos de los rendimientos de la inversión que los dos socios acordaron cuando constituyeron Mediacomplex.

Con la venta de su participación en Madiacomplex, Colau calcula ingresar alrededor de 17 millones de euros, que supondrían un beneficio de 7 millones con respecto a la inversión inicial, según datos facilitados por la propia corporación municipal. Pese a la venta de las acciones, el Ayuntamiento continuará siendo el titular del terreno. En virtud de los derechos de superficie, en el año 2019 todas las construcciones revertirán en el Ayuntamiento.