José Miguel Insulza (izquierda) y Alfons Conesa se abrazan en octubre de 2014 después de la firma del convenio entre la OEA y la Agencia Catalana de Consumo. OAS/María Patricia Leiva

Las investigaciones judiciales a la Generalitat alarman a la OEA

stop

La Organización de Estados Americanos recaba información sobre los imputados Alfons Conesa y Josep Tous porque colaboraron con ellos en materia de consumo

Josep Maria Casas

Economía Digital

José Miguel Insulza (izquierda) y Alfons Conesa se abrazan en octubre de 2014 después de la firma del convenio entre la OEA y la Agencia Catalana de Consumo. OAS/María Patricia Leiva

Barcelona, 07 de abril de 2017 (05:00 CET)

La Organización de Estados Americanos (OEA) está recopilando documentación judicial sobre dos ex altos cargos de la Generalitat. Se trata de Alfons Conesa y Josep Tous, que han colaborado con la OEA en la organización de actividades relacionadas con el consumo.

La oficina del inspector general de la OEA, con sede en Washington, se ha dirigido a la Generalitat e, incluso, a sindicatos de funcionarios para pedirles que les aporten documentación sobre los procesos judiciales que se siguen en Cataluña contra Conesa y Tous.

OEA: la Organización de Estados Americanos investiga si le salpican los casos judiciales catalanes

En un correo electrónico al que ha tenido acceso Economía Digital, la oficina del inspector general recuerda que Conesa y Tous estuvieron ligados a la OEA por los acuerdos que esta organización firmó con la Agencia Catalana de Consumo. Alarmados por los casos de corrupción en Cataluña, parece ser que la OEA quiere saber si les pueden salpicar.

El padre de la presidenta de la Diputación de Barcelona

Conesa, de 74 años, dirigió la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat entre enero de 2011 y marzo de 2016. Fue nombrado por Artur Mas. El sindicato CC.OO lo ha denunciado en tres ocasiones ante la Oficina Antifraude de Cataluña. Por una de estas denuncias (otra se archivó), el Juzgado de instrucción número 8 de Barcelona lo citó a declarar en octubre pasado en calidad de investigado por los presuntos delitos de prevaricación, falsificación documental y revelación de información privilegiada. Es el padre de Mercè Conesa, alcaldesa de Sant Cugat, presidenta de la Diputación de Barcelona y dirigente del Pdecat.

Tous fue director general de Consumo en el último gobierno de Jordi Pujol, número dos de la Diputación de Barcelona y responsable de la sectorial de Industria de Convergència. La Fiscalía Anticorrupción pide para él una pena de un año de cárcel por el caso ITV. Considera que el departamento de Industria de la Generalitat, a “sugerencia” de Oriol Pujol, le contrató para diseñar un nuevo plan de estaciones de ITV que supuestamente debía beneficiar a un determinado grupo empresarial.

La Generalitat subvencionó un postgrado para funcionarios americanos

Tanto Conesa como Tous tuvieron relación con la Organización de Estados Americanos. El 3 de octubre de 2014, el entonces secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, firmó un convenio de colaboración con la Agencia Catalana de Consumo, representada por Conesa. A través de este convenio, la OEA envió a 350 funcionarios de diversos países americanos a cursar un postgrado sobre consumo y salud en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. La agencia de Conesa cubrió parte de los costos. Curiosamente, Tous era miembro del consejo social de esta universidad.

A través del mismo convenio, la agencia de la Generalitat colaboró en seminarios sobre consumo celebrados en Bogotá, en 2011, y Lima, 2013. El propio Conesa participó, en julio de 2014, en un acto en la sede de la OEA en Washington.

Por su parte, Tous era el gerente de Ieconsumo, una consultora con sede social en Tarragona que, a través de la OEA, participó en programas de formación en países como Estados Unidos, México, Brasil, Colombia o Chile, según informaciones de prensa difundidas en 2011.