stop

La fundación Andacat recurre ante la Audiencia y muestra un audio en el que el presidente de la Fecac anuncia que el exalcalde Trias ordenó que les den la feria

Josep Maria Casas

Economía Digital

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, baila en una de las casetas de la Feria de Abril de Barcelona que finalizó la semana pasada. EFE/Quique García

Barcelona, 15 de mayo de 2017 (17:55 CET)

La fundación Andacat sigue sacando trapos sucios de la Feria de Abril de Barcelona. Este lunes mostraron el audio de una intervención pública de Daniel Salinero en la que éste anunciaba, el 13 de diciembre de 2014, que el entonces alcalde Xavier Trias había “dado la orden” de que el contrato de la Feria de Abril catalana pasase a manos de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas de Cataluña (Fecac). Salinero es el presidente de esta última entidad.

Dirigiéndose a los miembros de la Hermandad de los Romeros, Salinero les anticipó que la Fecac gestionaría la feria del año siguiente. Este anuncio se hizo dos semanas antes de que la empresa Barcelona de Serveis Municipals (BSM), controlada por el Ayuntamiento, comunicase la rescisión  del contrato a la fundación Andacat, que lo gestionaba desde 2005, según apuntan los responsables de esta última entidad.

Dos entidades que andan a la greña

Hasta su dimisión en 2013, Francisco García Prieto –Investigado judicialmente por su gestión de la feria- había presido tanto la Fecac –la federación que ahora encabeza Salinero- como su fundación –ahora llamada Andacat­-. Las dos entidades andan a la greña. La fundación se encargó del alquilar del recinto del 2005 al 2013, en la del año siguiente lo hizo conjuntamente con la Fecac y, desde 2015, esta última lo asume en solitario.

Paco Flores, presidente de la fundación Andacat, mostró este lunes el audio de Salinero. Atribuye al exalcalde Trias la decisión de que la feria pasase exclusivamente a manos de la Fecac. Andacat denunció el año pasado a BSM por la rescisión del contrato de alquiler del recinto del Fòrum, pero un juzgado de primera instancia de Barcelona ha absuelto a la empresa municipal. Andacat ha recurrido la sentencia.

La fundación advierte contra las “picardías jurídicas”

Según los responsables de Andacat, desde BSM se argumentó que no podían alquilarles el recinto del Fòrum porque había quedado sin efecto el convenio con el Consorcio del Besòs, que es el propietario. No obstante, en el recurso aportan un documento por el que el Consorcio y BSM dejan sin efecto el convenio el 26 de enero de 2015 y, en aquella misma fecha, el primero encarga al segundo la gestión de recinto. Jorge Ortega, abogado de Andacat, califica este procedimiento de “picardía jurídica”, que supuestamente sirvió para apartar a la fundación. Sus responsables entienden que BSM no puede ampararse en que el convenio finalizaba porque todavía quedaba un año de prórroga y nunca han dejado de gestionar este espacio.

Ante estos conflictos, el equipo de gobierno de Ada Colau optó por convocar un concurso público para adjudicar el alquiler del recinto del Fòrum. La Fecac se ha impuesto en los dos concursos que se han convocado hasta ahora aunque no han estado exentos de polémicas.

Paco Flores considera que BSM, ahora controlado por el Ayuntamiento de Colau, debía descalificar a la Fecac en el concurso negociado de diciembre pasado. Andacat presentó a los grupos municipales un informe sobre incumplimientos de contrato que, en opinión de sus responsables, debía imposibilitar la renovación. Flores lamenta que Colau haya preferido “mantener la situación” creada por Trias.