stop

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, deja la candidatura de Patxi López y asegura que se votará a Pedro Sánchez porque tiene más opciones de ganar

Barcelona, 16 de mayo de 2017 (13:36 CET)

Francina Armengol, la presidenta del gobierno de Baleares, lo tenía claro cuando los candidatos del PSOE presentaron los avales. En ese momento reclamó a Patxi López que retirara su candidatura, y ahora lo vuelver a pedir, después del debate entre el propio López, Susana Díaz y Pedro Sánchez. Armengol considera que las primarias del PSOE a la secretaría general no son para constituir un parlamento, y que sus esfuerzos se concentrarán para que Pedro Sánchez gane las primarias, en un duelo directo con Susana Díaz.

Armengol ha asegurado que su idea era que Pedro Sánchez se hubiera integrado en la lista de Patxi López, porque el exlehendakari fue el primero en presentarse, pero que ahora, tras constatar, a través de los avales, que la militancia socialista se inclina por Sánchez o por Susana Díaz, ella ha optará por Sánchez, porque “ha tenido mucho éxito”, en alusión a esa presentación de avales.

Armengol ha revelado, en una entrevista en la cadena Ser, que habló con López para transmitirle esa opción, que retirara su candidatura, y que “muchos militantes y dirigentes que han apoyado a Patixo ahora le han hecho la misma reflexión”.

La presidenta balear asegura que muchos dirigentes le piden a Patxi López que se retire

Así, ha precisado que, después de la presentación de los avales, en la que quedó claro que hay "dos personas con dos modelos con opciones", ella habló con López para pedirle que retirase su candidatura. Es más, ha añadido que "muchos militantes y dirigentes que han apoyado a Patxi (López) que ahora "le han hecho la misma reflexión".

La cuestión es que López no quiso escuchar esas peticiones, y se ha mostrado dispuesto a seguir hasta el final, esperando que su decisión de buscar una especie de consenso, en beneficio del colectivo socialista, tendrá un mejor resultado este domingo entre la militancia.

Para Armengol, sin embargo, la disyuntiva sólo se puede plantear entre Sánchez y Díaz. Según la dirigente balear, “es el momento de dar una voz clara a la militancia en momentos complicados, un partido claramente a la izquierda con alianzas a la izquierda, con un modelo de España que pueda reconocer las nacionalidades y las naciones”.