La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, responsables de la gestión de la hucha de las pensiones. EFE

El Gobierno saca 67.000 millones de la hucha de las pensiones en cinco años

stop

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social se sitúa en algo más de 15.000 millones al cierre de 2016

Economía Digital

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, responsables de la gestión de la hucha de las pensiones. EFE

Barcelona, 05 de abril de 2017 (17:17 CET)

El gobierno volverá a echar mano de la hucha de las pensiones. Según los últimos datos del ministerio de Empleo, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social contaba con 15.020 millones al cierre de 2016, ejercicio en el que el gobierno sacó un total de 20.136 millones.

Con esta cifra, la cifra de los montos retirados por el Ejecutivo desde 2012 totaliza 67.337 millones de euros. Estas medidas se deben al déficit que arrastra la Seguridad Social, que atravesó su momento más delicado el pasado año. En un comunicado, el ministerio detalla que los 15.020 millones actuales son a precio de adquisición, mientras que a precio total de mercado, si se mide la rentabilidad, es de 15.200 millones. Esta última cantidad representa el 1,36 % del PIB de 2016.

Hucha de las pensiones: el Ejecutivo ha sacado 67.000 millones en cinco años y utilizará otros 7.300 para este ejercicio

La diferencia entre ambas cifras se debe a la rentabilidad que obtiene el Fondo de Reserva. Desde la primera dotación en el 2000 a la hucha de las pensiones, la gestión financiera ha dado lugar a unos rendimientos netos de 28.759 millones. De ellos, 2.664 millones corresponden a 2016.

Empleo recuerda que este fondo se creó en el 2000 y sumó 52.113 millones en aportaciones aprobadas en el Consejo de Ministros hasta 2010. A ellos, se aportaron 1.485 millones de excedentes de las mutuas.

A pesar de la retirada de fondos, la dinámica no cambiará. Desde el Ejecutivo ya han avanzado que prevén utilizar otros 7.300 millones este año para garantizar el pago de las pensiones.