Miquel Iceta (c), durante el acto de presentación de su libro

Iceta y Rubalcaba reclaman que Cataluña no se lo juegue todo a ‘un penalti'

stop

El primer secretario del PSC y el exlíder del PSOE insisten en que la única solución es una reforma constitucional que singularice a Cataluña y que se vote

Manel Manchón

Economía Digital

Miquel Iceta (c), durante el acto de presentación de su libro "La Tercera Via. Puentes para el acuerdo" que fue presentado por exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (d) y el ex primer secretario del PSC, Pere Navarro (i). EFE/Andreu Dalma

05 de abril de 2017 (11:15 CET)

Votar, ¿para qué y cómo? El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, no quiere renunciar al proyecto de fondo de los socialistas y defiende una reforma de la Constitución que pueda singularizar a Cataluña, y que se vote por el conjunto de los españoles, con una especial atención al resultado que salga en Cataluña.

Así lo plasma en su libro La tercera vía, que presentó este martes en la librería Alibri junto al ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y el ex primer secretario del PSC, Pere Navarro. La idea de Iceta, suscrita por Rubalcaba, es que “Cataluña no se lo puede jugar todo a un solo penalti", lo que para él sería un referéndum de autodeterminación. A juicio de Iceta, no se puede pedir el voto para decidir entre un sí o un no.

El objetivo es “llegar a un acuerdo en el que se diga sí, estamos a favor, claro, es lo que hemos decidido”. Es decir, un referéndum, el que toca por ley, para refrendar la reforma de la Constitución previamente acordada. “El PP dice que todavía no hay un consenso para ello, y que se espera, pero los consensos se construyen, y lo mismo sucedió en la transición, con posiciones más alejadas que ahora”.

Iceta: Debemos llegar a un acuerdo y votar para pedir un sí

Fue Pérez Rubalcaba, con diferentes asistentes entre los que destacó Ramon Espadaler, exdirigente de Unió Democràtica, o el expresidente del Círculo de Economía, Antón Costas, quien reclamó esa reforma constitucional como solución al problema catalán, aunque no sólo para mejorar la relación de Cataluña con el conjunto de España, sino para articular mejor todo lo que no ha acabado de funcionar desde la transición. “El PP ahora no lo ve, pero esperamos que se abra a esa reforma, porque es la solución posible”, aseguró.

Los dos dirigentes se refirieron al documento de Granada, en el que tuvo un papel determinante Navarro. El ex primer secretario del PSC aseguró que en esa negociación, entre él y Rubalcaba, en julio de 2013, Iceta introdujo “de su puño y letra” las modificaciones necesarias para que el texto tuviera el apoyo de todos los socialistas. Los dos dirigentes no entraron en las primarias del PSOE, que pueden esclarecer el futuro de esa reforma de la Constitución, en función de la presión que puedan ejercer sobre el PP.

Pero los dos constataron que la actual situación es de una gran gravedad. Fue Iceta quien consideró que la Generalitat no debería sorprenderse ni gesticular por las actuaciones del Gobierno central y de la fiscalía, que investiga ya todas las empresas que se puedan relacionar con la organización del referéndum. “Pero si lo anuncian cada día, si dicen que van a desobedecer, ¿cómo no va actuar la fiscalía?”.

Rubalcaba asegura que ningún pueblo quiere suicidarse, 'salvo los británicos'

Iceta incidió en el “desastre” que significa que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no sea recibido por nadie cuando viaja al extranjero. “Sólo unos congresistas, por los pasillos, cubanos y anticastristas, ¿dónde vamos así?”. Lamentó Iceta que el catalanismo haya abandonado su papel influyente en la política española, y dijo no entender la actitud del Govern cuando no quiso tener a ninguno de sus representantes en el acto de Mariano Rajoy en Barcelona, donde anunció su plan de infraestructuras.

“Lo que debería haber hecho es tomar la palabra a Rajoy, y controlar esas inversiones, con una comisión en la que estuviera presente para controlar cada semana el estado de esas inversiones”. La frase que Rubalcaba dejó para todos los asistentes, aunque un segundo después dijo que se debía retirar, como Josep Pla en aquella larga entrevista con Joaquín Soler Serrano en TVE, “esto no lo ponga”, es que “ningún pueblo quiere suicidarse, salvo los británicos”, en referencia al "brexit".

Lo aseguró Rubalcaba para pedir a los partidos soberanistas que sean conscientes de que su proyecto no conduce a ninguna parte. “Los próximos meses serán duros, difíciles, eso es así, a la espera de que se pueda abordar esa reforma de la Constitución”.