Carme Chacón falleció a los 46 años, víctima de su cardiopatía. / EFE

Carme Chacón tenía el corazón al revés y 35 pulsaciones por minuto

stop

La ex ministra de defensa y referente del PSC y del PSOE tenía una cardiopatía congénita. Muere a los 46 años

Barcelona, 09 de abril de 2017 (20:51 CET)

Su corazón no ha aguantado. Carme Chacón ha muerto con 46 años, un referente del socialismo español y catalán, una mujer que había superado todas las pruebas de la vida, ante la incredulidad de los médicos. Y es que Chacón padecía una cardiopatía congénita, que le había llevado a decir que todos los días eran “un regalo” para ella. En diferentes entrevistas, Chacón había explicado esa enfermedad.

Las características de su corazón le llevaban a pensar que había roto todos los pronósticos. “Tengo una cardiopatía congénita, con 35 pulsaciones por minuto, el corazón al revés, un bloqueo auricular y ventricular completo, y desde niña me advirtieron que de debería llevar un marcapasos y una vida muy tranquila”, aseguraba en una entrevista en La Vanguardia en diciembre de 2015.

Chacón decia que el 'maravilloso' sistema sanitario español la mantenía viva

Chacón había participado en programas sobre dolencias de corazón. En diciembre de 2014 explicó su caso en La Marató de TV3, dedicada en aquella ocasión a las enfermedades del corazón. Pero la política, profesora de derecho constitucional, --preparó su tesis tras estudiar en Canadá--  burló su enfermedad todo lo que pudo, luchando contra esa cardiopatía. 

Practicó deporte y jugó al baloncesto hasta los 23 años, y aseguraba que seguía viva gracias al “maravilloso” sistema sanitario español, y ponía como ejemplo que se diagnostican “26.000 mujeres con cáncer de mama al año, que no añaden a su sufrimiento de dónde van a sacar los más de 20.000 euros que vale el tratamiento”.

Ahora ese corazón no ha podido seguir. Chacón ha luchado hasta el final, contra un hecho congénito, llegando mucho más allá de lo que nadie esperaba, siendo la primera ministra de defensa de la historia de España, con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y a punto de lograr la secretaría general del PSOE, que ganó por escasos votos Alfredo Pérez Rubalcaba.