El gobierno de Donald Trump se desentiende del conflicto catalán. / EFE-MR

Los EEUU de Trump también apuestan por una España “unida y fuerte”

stop

El gobierno norteamericano se desentiende del conflicto catalán, al que definen como “un asunto interno” español

Barcelona, 12/04/2017 - 19:23h

Por más que Carles Puigdemont haya intentado vender a Estados Unidos la idea de independencia de Cataluña, el gobierno de Donald Trump prefiere que España continúe como una nación “fuerte y unida”, según ha precisado en un comunicado emitido por la embajada de Madrid.

En unas pocas líneas divulgada por Twitter, la embajada considera que el conflicto catalán es "un asunto interno" español, y que en el gobierno norteamericano se encuentran “profundamente comprometidos a mantener la relación con una España fuerte y unida”.

Para la embajada norteamericana el conflicto catalán “es un asunto interno”

Carles Puigdemont había viajado a Estados Unidos en dos oportunidades en las últimas semanas. En la primera gira, se entrevistó con algunos congresistas ultraliberales y anticastristas como Mario Diaz-Balart, Lleana Ros-Lehtinen y Carlos Curbelo, pero no pudo ser recibido por ninguna autoridad ejecutiva con peso político.

Jimmy Carter tampoco cede ante las presiones de Puigdemont

En el segundo viaje, realizado el 7 de abril, mantuvo un encuentro de 25 minutos con el expresidente Jimmy Carter para hablar sobre el proceso soberanista en Cataluña. El expresidente estadounidense no quiso involucrarse en el proceso independentista. según una nota remitida. En ella se asegura que el jefe del Ejecutivo catalán le habló del referéndum pero éste le anunció que no se involucraría.

Para más inri, el presidente de la Generalitat se quedó sin la ansiada foto. El Carter Center no ha suministrado de momento ninguna fotografía del encuentro a pesar que desde presidencia aseguran que fue la institución americana quien las hizo, según informa La Vanguardia

Ya de vuelta en Cataluña, Puigdemont se reunió con los congresistas norteamericanos Dana Rohrabacher y Brian Higgins, quienes censuraron la influencia de los anticapitalistas de la CUP en el gobierno catalán.

“España es un aliado, socio y amigo”, precisa el gobierno de Trump

La embajada norteamericana recordó que su país y España continúan trabajando “en estrecha colaboración en una serie de desafíos mundiales, incluyendo la promoción de la cooperación internacional, la paz y la seguridad y la prosperidad económica”.

Además ha calificado a España como "un aliado vital, socio y amigo", desde el fomento del crecimiento económico mutuo hasta la lucha contra el Daesh y la prevención del extremismo violento.