La Audiencia de Barcelona ha condenado a penas de ocho años y ocho meses de cárcel a los dos principales acusados del caso de la fundación afín a Unió. En la imagen, la primera jornada del juicio. / EFE

Unió recibe una condena por lucrarse a través de su fundación

stop

Unió deberá sumar a la lista de acreedores los 178.000 euros de indemnización que le acaba de imponer la Audiencia de Barcelona

Economía Digital

La Audiencia de Barcelona ha condenado a penas de ocho años y ocho meses de cárcel a los dos principales acusados del caso de la fundación afín a Unió. En la imagen, la primera jornada del juicio. / EFE

Barcelona, 21/04/2017 - 16:15h

La Audiencia de Barcelona ha condenado a Unió (UDC) a pagar una indemnización de 178.000 euros por lucrarse a través de la Fundació Catalunya i Territori, que estaba vinculada al mismo partido democristiano. UDC se encuentra en liquidación después de ser incapaz de superar un concurso de acreedores.

El tribunal ha condenado a ocho años y ocho meses de prisión a los principales responsables de la fundación, Joan Albert López y Miguel Ángel Cortés. Además, también se ha impuesto seis meses de cárcel (que no obligan al ingreso) a Josep Boqué,  ex director general de Consumo de la Generalitat en la década de los noventa. En este proceso también figuró como acusado el empresario Josep Cornadó, presidente de Copisa, que ha sido absuelto.

El fraude se calculó en cerca de cinco millones de euros

En la sentencia, la Audiencia obliga a la extinta formación política a pagar 61.500 euros y otros 116.483 euros, aunque este último importe de manera solidaria junto a los principales condenados.

Este caso arrancó de la querella que presentó la Fiscalía en 2010 por un presunto fraude de cerca de cinco millones de euros perpetrado entre 2004 y 2008 a través de la Fundació Catalunya i Territori. Desde esta entidad, que se nutría de donaciones, se desvió más de 1,7 millones de euros al grupo de empresas IMS mediante préstamos y facturas falsas. La fundación puso locales a disposición de Unió y el grupo empresarial pagó a un proveedor del partido.