"La suspensión inmediata de las cláusulas suelo es una precipitación"

stop

CONFLICTOS HIPOTECARIOS

El juez 28 de la Audiencia Provincial de Madrid, Borja Villena (izquierda).

Madrid , 09 de julio de 2015 (21:54 CET)

La guerra judicial emprendida por miles de hipotecados con la cláusula suelo ha aflorado las contradicciones y los criterios dispares en los juzgados de toda España.

La suspensión cautelar puede suponer un ahorro de unos 200 euros mensuales para una familia hipotecada. La medida implicaría una solución de emergencia para muchos usuarios a punto de perder su techo. Los juzgados de primera instancia han actuado de forma dispar pero desde las instancias superiores se ha consolidado el criterio de que la medida es un exceso.

El juez Borja Villena, de la sección 28 de la Audiencia Provincial, donde terminan las sentencias de cláusulas suelo recurridas en Madrid, considera que eliminar, de entrada, la cláusula suelo en el inicio del juicio es "una precipitación". 

"Existe una grave tensión, un problema de conciencia. A mí también me ha pasado: pensar que si al final, ese pobre hombre tiene razón, debería suprimirle la cláusula al inicio del juicio. Pero no puede aceptarse ese tipo de demandas. No es posible la anticipación. Es la opinión del 28", ha explicado a este medio el juez Borja Villena, en referencia a la sección de la Audiencia Provincial.

El magistrado ha asistido a unas jornadas sobre cláusulas suelo en las que participaron Rosana Pérez, profesora del Máster de Acceso a la Abogacía de la Universidad de La Rioja, Ignacio Gomá, notario de Madrid e Ignacio Para, socio del despacho V Abogados.

Rebelión en los tribunales

Los asistentes coincidieron en que la polémica sentencia de mayo de 2013 del Tribunal Supremo, que bloquea la posibilidad de que los bancos devuelvan el dinero cobrado de más antes de esa fecha, ha creado incertidumbres jurídicas.

A criterio de los letrados, es incompatible la declaración de nulidad de una cláusula suelo, pero sin posibilidad de la devolución del dinero. Vulnera el principio jurídico de lo que es nulo, no causa ningún efecto.

La polémica sentencia del Tribunal Supremo también ha causado malestar en los tribunales inferiores. "El Tribunal Supremo quiso dar seguridad jurídica, pero choca tanto con la el criterio jurídico que tribunales inferiores se rebelan", remata el juez de la Audiencia Provincial.