Celebración religiosa de Testigos de Jehová

La Audiencia condena por una estafa multimillonaria a los responsables de una congregación de testigos de Jehová

stop

Fraude en 12 provincias

en Barcelona, 12 de febrero de 2015 (21:55 CET)

La sección décima de la Audiencia Provincial de Barcelona ha condenado a cuatro ancianos --lideres espirituales, en la jerga de los testigos cristianos de Jehová-- que estafaron 11 millones de euros a 1312 feligreses de 12 provincias españolas. Las víctimas, engañadas, depositaron sus ahorros en una sociedad de inversiones bajo la promesa de que ese dinero serviría para la construcción de un hospital en el que no se permitirían las trasfusiones de sangre.

El fallo les condena a tres años y diez meses de cárcel a cada uno por un delito de estafa y otro de insolvencia punible.

Ni hospital ni dinero

Ni el hospital se construyó, ni la mutua que debía de gestionarlo se constituyó. La sentencia, detalla cómo los condenados, todos líderes espirituales de la confesión Testigos de Jehová, con total "premeditación y ánimo de enriquecerse", constituyeron en Sevilla una sociedad de inversiones "icticia llamada Rural New Life SL.

Con esta tapadera, los condenados desplegaron en 12 provincias españolas sendas "delegaciones comerciales" para captar inversores entre los feligreses de esa congregación religiosa.

Fe ciega en sus 'ancianos'

RNF SL se dedicó "a ofrecer y comercializar" productos de seguro médico y participaciones en una mutua que tenía como finalidad la construcción de un macro centro hospitalario donde no estuvieran permitidas las transfusiones de sangre. Ese detalles es importantes, pues es la prohibición expresamente establecida en el credo de los Testigos de Jehová y de obligatorio cumplimiento.

Según la sentencia, "consiguieron de esta manera, y gracias a la fe ciega de los suscriptores, unas inversiones, consecuencia de compartir el mismo ideal religioso basado en la inmoralidad de toda mentira". El anciano, Evaristo Pérez, máximo responsable de RNF SL y, según la sentencia, cerebro de toda la trama, evadió a Suiza casi 4 millones de euros recaudados. Pérez, ya fallecido, fue condenado por blanqueo de capitales por la Audiencia Nacional.

Chantaje emocional y religioso

Los feligreses, la mayor parte de Barcelona invirtieron sus ahorros en ese proyecto que nunca si iba a realizar. "Algunos de los comerciales, utilizaban su condición de cargos directivos de esa comunidad religiosa, muy extendida en España, una de cuyas virtudes predicadas es, precisamente, la verdad y solidaridad entre sus miembros lo que coadyuvó, sin duda, a que fueran poco precavidos en el momento de decidir entregar el dinero", según la resolución de la Audiencia.

Feligreses arruinados

Dice la sentencia que "concurre el agravante de posición económica precaria de unos invesrores que, en muchos casos entregaron todo el dinero que había logrado ahorrar durante su vida laboral".

La sentencia, dictada el pasado día 29 de enero, especifica que los condenados deberán pagar con su dinero, bienes e inmuebles, la inversión de los feligreses estafados.

Contra esta sentencia cabe recurso de casación.