La corrupción de los Pujol en diez momentos clave de vergüenza ajena

stop

CORRUPCIÓN

La familia Pujol Ferrusola al completo en una foto de 1986. EFE

16 de agosto de 2014 (21:29 CET)

1. Década de los noventa: el Parlament recibe varias denuncias políticas de los partidos de la oposición sobre negocios de dudosa legalidad dirigidos, supuestamente, por Jordi Pujol Ferrusola (Pujol Jr), hijo del por entonces presidente catalán, Jordi Pujol. El debate parlamentario muere siempre sin conclusiones ni consecuencias. Años después, en junio de 2009 estalla el caso Palau, cuya relación con el clan familiar no se ha probado, pero que ha provocado el embargo de la sede de Convergència hasta hoy. Fèlix Millet confesó el desvío de fondos públicos a sus cuentas personales.

2012, año de los ataques a Cataluña

2. Noviembre de 2012: una investigación periodística de El Mundo, con datos logrados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), revela que Jordi Pujol y Artur Mas tienen cuentas millonarias ocultas en paraísos fiscales. La serie de reportajes del rotativo madrileño ve la luz en plena campaña electoral catalana: Pujol y Mas se envuelven en la senyera y denuncian a los periodistas. Las querellas por injurias y calumnias no prosperan. CiU pierde 12 diputados.

3. Diciembre de 2012: la ex novia de Pujol Jr, María Victoria Álvarez, asegura que el primogénito de los Pujol y su ex esposa, Mercè Gironès, ocultan dinero en Andorra cuyo origen estaría en el cobro de comisiones (mordidas) a cambio de la concesión de contratos públicos de la Generalitat y en el tráfico de influencias. La Fiscalía logra que la Audiencia Nacional tome en serio las acusaciones y abre investigación. El juez Pablo Ruz se encarga del caso. Ese mismo mes, se forma el nuevo Ejecutivo autonómico, que radicaliza las posiciones soberanistas.

2013, año de las sospechas certeras

4. Marzo de 2013: el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña imputa a Oriol Pujol por tráfico de influencias en el llamado caso ITV. El alto tribunal asegura que usó su “peso político” con el objetivo de obtener un “beneficio económico” para él, su familia y colaboradores en el rediseño del mapa de estaciones de ITV. Deja sus cargos provisionalmente en CiU y CDC, aunque aún no dimite como diputado.

5. Abril de 2013: Hacienda remite a Ruz varios informes que afloran los detalles del procedimiento de Pujol Jr para ocultar ingentes cantidades de dinero. La Agencia Tributaria sospecha de ingresos en efectivo en cuentas bancarias extranjeras, realidad que coincide con las declaraciones de Álvarez. La ex novia dijo que acompañó al hijo mayor de Jordi Pujol con bolsas “llenas de billetes de 500 euros” a Andorra. Hacienda detectó que entre 2004 y 2012 el clan familiar movió 32 millones en 13 países, la mayoría paraísos fiscales. El origen delictivo de ese dinero aún no se puede demostrar.

2014, año de la confesión (parcial)

6. Febrero de 2014: un año después, Ruz pilla a Gironès con las manos en la masa y ve delitos de blanqueo en la ex mujer de Pujol Jr, que es cotitular de las cuentas y administradora de las empresas pantalla. Imputa a ambos, que declararán el próximo septiembre. La Audiencia Nacional concreta el origen del capital. Por primera vez se habla de mordidas: según el juez, Pujol Ferrusola y Gironès ingresaron repetidamente entre 2004 y 2012 “importes superiores a los 200.000 euros” de “empresas que directa o indirectamente declaran ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña”.

Ruz ordena a cinco bancos españoles información sobre 80 cuentas. El saldo total del matrimonio Pujol-Gironès (a pesar de ya estar divorciados) pasa de 106.000 euros a 12,2 millones de euros en ocho años. En paralelo, el magistrado pide a la Dirección General de Tráfico información sobre la compra-venta de 80 vehículos de alta gama.

7. Marzo de 2014: la investigación paralela que se desarrolla sobre el resto de los miembros de la familia logra un nuevo hito. Según reveló Economía Digital, varios ex directivos de Andbank aportan datos a la UDEF sobre movimientos millonarios en cuentas que, supuestamente, pertenecen a la familia Pujol. Por ejemplo, en un solo día de diciembre de 2010, Marta Ferrusola y tres de sus hijos ingresaron 3,4 millones de euros. El Mundo informaría de estas operaciones el 7 de julio pasado.

8. Mayo de 2014: según una investigación periodística también de Economía Digital, Hacienda pide a Andorra datos bancarios concretos de los Pujol. La Agencia Tributaria quiere saber quién hay detrás de las cuentas sospechosas. El gobierno pirenaico presta ayuda al español en virtud de los acuerdos firmados y de los protocolos fijados por la OCDE en la lucha contra la evasión fiscal y el blanqueo de capitales.

El ministro portavoz, Jordi Cinca, confirma las informaciones de este diario y avanza que continuará colaborando con España. Hacienda sospecha de que el clan familiar habría iniciado el año pasado la dispersión de su fortuna hacia otros bancos y paraísos fiscales al verse acorralado.

El ocaso de los ídolos del nacionalismo

9. Julio de 2014: el ex presidente catalán, Jordi Pujol, se reúne con el actual, Artur Mas, el 14 de julio. El fundador de Convergència confiesa que la UDEF y las informaciones periodísticas sobre el origen del patrimonio familiar están en la pista correcta. Ambos líderes nacionalistas trazan una estrategia: ese mismo día Oriol Pujol, aún diputado, dimite definitivamente de todos los cargos en el partido y devuelve el acta.

También establecen que habría confesión pública (imitando a Millet), como parte de una campaña de imagen orquestada para suavizar el golpe. Marta Ferrusola se encarga de supervisar la redacción del comunicado, que el 25 de julio por la mañana se presenta a Mas. Esa misma tarde, los medios reciben la nota. Según los investigadores más próximos a los tres casos, el contenido de la carta de Pujol sólo admite una pequeña parte de la realidad.

Curiosamente, cuatro días antes de que Pujol cayera, Josep Antoni Duran i Lleida precipita su propia dimisión, que se desarollaba a cámara lenta tras anunciarla dos meses atrás. El Gobierno del PP indultó en 2012 al líder de Unió Josep Maria Servitje, condenado por corrupción en el caso Treball. El 28 de julio de este año, tras un fin de semana de conmoción en el ámbito político y social, Pujol comunica a Mas que lo deja todo (presidencias de honor, reconocimientos, pensiones, chófer, oficina oficial…).

10. Agosto de 2014
: surgen nuevos datos y reaparece el menor de los Pujol. Según la UDEF, Oleguer habría blanqueado hasta 3.000 millones de euros con operaciones que implican la compra de oficinas bancarias al Santander y Bankia y la sede del grupo editor de El País (Prisa), amén de otros pactos en Argentina. La Agencia Tributaria y la titular del juzgado número 31 de Barcelona mueven ficha.

Hacienda va a Queralbs (Girona) para entregar a Pujol en mano una citación; la magistrada, por su parte, pide la herencia de Florenci Pujol y su aceptación. El ex presidente atribuyó a los bienes entregados por su padre el origen de la fortuna oculta durante tres décadas. En un intento de lograr la exculpación de sus hijos, asume “toda la responsabilidad” de lo ocurrido. El Govern de Artur Mas lanza varios mensajes de marcha atrás en cuestiones soberanistas; Mariano Rajoy, que ha escapado a la erosión de la corrupción de su propio partido, prepara el blindaje de ciertas competencias para abortar la consulta del 9 de noviembre.