La devolución de la paga extra de los funcionarios revitalizará el consumo en Navidad

stop

La gran distribución y el comercio minorista auguran que este año se romperá la tendencia negativa de 2012

14 de diciembre de 2013 (19:12 CET)

Las pasadas Navidades fueron duras para el comercio español. Varios elementos se unieron, castigando de forma considerable el consumo. Entre ellos, hubo dos grandes protagonistas: la subida del IVA y la supresión de la paga extra de los empleados públicos.

Pero el comercio minorista y las grandes cadenas de distribución auguran, como mínimo, una mejor campaña para este 2013, sobre todo tras la recuperación de la mensualidad extraordinaria de diciembre que habían perdido los funcionarios.

Hundimiento de las ventas

“En 2012 se produjo un nuevo desplome de las ventas en Navidad, el mayor conocido en los últimos 20 años”, detallan fuentes de la Confederación Española de Comercio. A los factores como el aumento del IVA o la eliminación de la extra, también se sumaron otros como una elevada tasa del paro, menor confianza de los consumidores y descenso de la renta de los hogares españoles.

Ante un escenario de tal magnitud, el comercio de proximidad recibió un duro revés en uno de los momentos más claves del ejercicio en cuanto a ingresos se refiere. “Estamos hablando de entre el 20% y el 25% de la facturación anual”, señala la organización.

Nuevo camino marcado por el optimismo


Sin embargo, el optimismo toma fuerza en el último mes de este año. “Esperamos que la campaña sea buena. Las perspectivas son mejores que en 2012 y se empieza a ver un cambio de tendencia y un punto de inflexión. Además, el consumo de los hogares ya ha subido en el tercer trimestre”, subraya el portavoz de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), David Gracia.

En la misma línea se muestra la Confederación. “Ha mejorado la confianza y la percepción que de la situación presente y futura tienen los ciudadanos. Tenemos la esperanza que todo esto revierta en cierta mejora del consumo”, explica.

Los buenos augurios del sector se han traducido en la gran distribución en 12.000 nuevos contratos para afrontar la Navidad, de los cuales 2.000 se han producido en Catalunya. A ello se suma que el puente de la Constitución --que marca el pulso de la campaña y sirve de guía para el comercio-- ha concluido con un repunte de las ventas del 8% de media respecto al ejercicio anterior.