Los Mossos detienen a la alcaldesa de Berga por negarse a declarar

stop

La justicia investiga a Montse Venturós (CUP) por haber mantenido una bandera independentista en el ayuntamiento durante las últimas elecciones

Montse Venturós, alcaldesa de Berga. / EFE

Barcelona, 04/11/2016 - 10:16h

Si no iba por la razón, pues que sea por la fuerza. Eso habrá pensado el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Berga, que había citado dos veces a la alcaldesa Montse Venturós (CUP) a declarar por haber mantenido la 'estelada' (bandera independentista catalana) en la fachada del ayuntamiento durante las elecciones del 27S y 20D.

A las siete de la mañana, un grupo de policías autonómicos de paisano se presentaron en la casa de Venturós, y tras informarle de su detención, la llevaron directamente al juzgado de la ciudad, sin pasar por la comisaría.

La justicia la investiga por presunto delito electoral, y la había citado el 5 de abril y el 17 de octubre. En ambos casos Venturós dejó plantada al juez, y en la segunda oportunidad, emitió un comunicado en el que dijo que volverá a desobedecer a la justicia, "y sólo declararé a mi pueblo, que es a quien me debo". Y de paso, aprovechó para hacer gala de sentimiento soberanista: "La independencia la conquistaremos demostrando que la legitimidad de las urnas quiere ser silenciada por una legalidad que ya solo acepta una minoría".

Reacciones por la detención 

La detención de la alcadesa de Berga agrega más leña al fuego de la polémica independentista. El diputado de la CUP, Benet Salellas, lamentó que la detención se haya producido temprano por la mañana, en el domicilio de Venturós, y no "en el ayuntamiento y a plena luz del día, para que todo el mundo vea lo que pasaba".

Como era de esperar, las principales figuras políticas cercanas al soberanismo expresaron su apoyo a Venturós, como el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, quien dijo que "la libertad de expresión no es un delito"

La presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, criticó la "judicialización de la política" y dijo que los tribunales "no impedirán a los catalanes decidir nuestro futuro".

 La alcadesa de Barcelona, Ada Colau, coincidió con Forcadell y pidió respeto a la soberanía municipal:

Una serie de entidades anticapitalistas e independentistas han llamado a realizar una concentración en la plaza Sant Jaume, frente a la Generalitat, a las 18.30 horas para protestar "contra la detención de políticos catalanes".

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad