Miedo en Anticorrupción por la fuga de archivos "comprometidos"

stop

ATAQUES INFORMÁTICOS EN EL MINISTERIO PÚBLICO

El fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas

Barcelona, 04 de enero de 2015 (20:41 CET)

El jefe de la Fiscalía Anticorrupción, Antonio Salinas, ha solicitado a los servicios técnicos de Ministerio de Justicia un informe detallado para conocer el alcance del ataque sufrido por el principal servidor del sistema informático de la delegación del ministerio público que se dedica a la lucha contra el fraude y el crimen organizado.

Hace ya unas semanas diversos fiscales de Anticorrupción en Madrid y en Barcelona detectaron alteraciones en sus archivos informáticos. En concreto, se trata de informes sobre causas "muy delicadas y aún pendientes de investigación o en su caso, pendientes de juicio", como ha explicado a Economía Digital un portavoz autorizado del ministerio público.

Ordenadores pinchados


En la Fiscalía Anticorrupción nadie duda de que se ha producido una violación externa en las bases de datos de algunos ordenadores que pertenecen a destacados fiscales. Ahora, el fiscal jefe Antonio Salinas trata de evaluar el volumen de información interceptada y, para ello, necesita saber qué expedientes en concreto han resultado "pinchados".

Con esta información, la fiscalía, además de recomponer su sistema de blindaje informático, tratará de saber quién y por qué ha "pirateado datos de delicadas investigaciones penales en curso".

La mafia rusa bajo sospecha


Los primeros indicios apuntan a que el hacker se situaría en la órbita de los países del este europeo. Precisamente, unos de los fiscales que ha denunciado una mayor violación de sus archivos es un destacado miembro de Anticorrupción en Barcelona que colaboró activamente en la investigación de diversas macro operaciones contra la mafia rusa y georgiana.

Como se recordará, en los últimos diez años, la Fiscalía Anticorrupción ha liderado tres de las mayores operaciones mundiales contra el crimen organizado ruso: la operación Mármol Rojo, la operación Avispa y la operación Troika.

Fiscalía y Litvinenko


En 2009, el malogrado fiscal anticorrupción David Martínez Madero que dirigió entonces al equipo de fiscales que investigó la operación Avispa contra la mafia georgiana en España, fue objeto de un "ataque" a su ordenador personal, donde almacenaba centenares de documentos de diversos servicios de inteligencia internacionales sobre las actividades criminales de los Vor Zakonen (capos) de la mafia de San Petesburgo.

Martínez Madero obtuvo una parte sustancial de los datos que sirvieron, más tarde, para incriminar a los "ladrones en la ley" (jefes mafiosos) gracias a las conversaciones que mantuvo personalmente con Alexander Litvinenko, agente del KGB que fue asesinado en 2006.

Crimen ruso o corrupción política


La principal sospecha apunta, pues, al interés del crimen organizado ruso en saber el alcance de las informaciones de que dispone la fiscalía sobre sus actividades criminales. Pero las fuentes consultadas no descartan otros "intereses". Los políticos, por ejemplo.

Algunos de los fiscales "pinchados" dirigen, en estos momentos, algunas de las más delicadas investigaciones sobre corrupción política y financiera que se desarrollan en España. Po ejemplo, ese fiscal anticorrupción destinado en Cataluña y cuyo ordenador ha sido "indubitadamente agujereado", colabora ahora activamente en las indagaciones judiciales secretas que afectan a algunos de los hijos del ex President Pujol y, también, en la investigación de los principales sumarios en Cataluña sobre corrupción municipal.