EEUU retira la acusación de lavado de dinero al BPA

stop

El Departamento de Tesoro levanta la prohibición sobre la entidad bancaria, y distingue al gobierno de Andorra por su proceso de liquidación

Un cliente de la Banca Privada d'Andorra.

en Barcelona, 19 de febrero de 2016 (19:59 CET)

Estados Unidos saca a la BPA (Banca Privada d'Andorra) de las entidades acusadas de blanquear dinero, y felicita al gobierno andorrano por el proceso de liquidación del banco.

El FinCEN, unidad del Departamento de Tesoro encargado de investigar delitos económicos, constata en una nota que el BPA "no es un riesgo para el sistema financiero de Estados Unidos", y destaca las acciones que el Gobierno de Antoni Martí realizó para evitar que Andorra sea caratulada como un centro de blanqueamiento de dinero.

Reconocimiento al gobierno andorrano

En concreto, describen que las autoridades andorranas "asumieron el gerenciamiento y las operaciones de la BPA, arrestaron al consejero delegado acusado de blanqueo de capitales, y se encuentra en la fase final de un plan de liquidación que aísla a activos y clientes que suponían una preocupación en el blanqueo de capitales", expresan.

Este organismo resalta que los activos del BPA fueron transferidos a un 'banco puente', el Vall Banc, que es controlado por la Agència Estatal de Resolució d'Entitats Bancàries (AREB). Y destaca que "BPA no será reactivada como institución financiera operativa en ningún momento, excepto para facilitar la finalización del proceso de resolución". 

Con estos pasos, para el FinCEN, las autoridades andorranas han hecho bien sus deberes para evitar el riesgo de blanqueo de capitales. Por ello, deciden no tomar ninguna medida contra la antigua entidad bancaria andorrana ni contra el Vall Banc.

Alivio de las autoridades

El gobierno andorrano ha respirado aliviado tras conocer la comunicación del organismo norteamericano. El ministro portavoz Jordi Cinca dijo que el dictamen del FinCEN servirá para "acelerar y acabar de concretar" la búsqueda de corresponsales que permitan que el Vall Banc sea operativo. "Es una muy buena noticia para los clientes legítimos", agregó Cinca, que podrán operar con normalidad en el banco puente.

Para el ministro, la comunicación del FinCEN demuestra que "la hoja de ruta implementada por las instituciones andorranas era la  adecuada para garantizar una resolución ordenada de la entidad afectada, contener los riesgos para los clientes de la entidad y asegurar la estabilidad de la plaza financiera andorrana".

¿Y los ahorros de los clientes?

La liquidación del banco fue una prioridad para las autoridades económicas de Andorra por la amenaza del FinCEN. El consejero delegado Joan Pau Miquel se encuentra en prisión hace once meses, acusado de un presunto delito de blanqueo de capitales, y hace pocos días recibió la visita de un amigo, el cantante de Jarabe de Palo Pau Donés.

Uno de los flancos por resolver es el destino de los ahorros de cientos de clientes, que preparan demandas contra el Gobierno de Andorra por los posibles daños y perjuicios ocasionados por la intervención y el actual proceso de venta del banco. Pero como este tipo de reclamaciones prescriben al año, los abogados de los clientes perjudicados se apuran a presentar sus escritos antes del 10 de marzo.