Espectáculo del Primavera Sound, uno de los festivales más importantes de Barcelona.

Los grandes festivales en España baten récords

stop

El calendario de festivales comienza su pico de presentaciones, y los organizadores esperan superar el 15% de crecimiento del año pasado

Barcelona, 28 de mayo de 2017 (13:55 CET)

Primavera Sound arranca su tercera edición consecutiva con todos los abonos vendidos, esta vez cuatro meses y medio antes de su celebración, como el madrileño Mad Cool o el castellonense Arenal Sound, ejemplos de cómo los festivales veraniegos se han convertido en citas casi obligatorias para el público.

Según un reciente informe de la distribuidora Ticketea, los 50 festivales más grandes de España alcanzaron en 2016 los 3,52 millones de asistentes y sumaron 460.000 espectadores más que en 2015 (un 15% más). De ellos, 21 crecieron en espectadores y 12 igualaron la misma cifra. Solo dos han decidido cancelarse en 2017: Utopía Festival y Womad Fuerteventura.

Con 167 eventos, Cataluña lidera la organización de festivales, a los que también cabe sumar la organización de conciertos de verano, como los que se realizan en Cap Roig, Mas i Mas, Peralada, Cambrils, Pedralbes y Porta Ferrada. En la estadística le siguen Andalucía con 119 espectáculos y la Comunidad de Madrid con 109. Si se promedian los días de conciertos con los asistentes, cada jornada casi 24.000 personas participan de estos encuentros musicales, no muy lejos de los 28.168 espectadores que brindan los partidos de fútbol. Sólo cuatro festivales superan los 200.000 asistentes (Arenal Sound, Rototom Sunsplash, Primavera Sound y Viña Rock), mientras que otros nueve se mueven entre las 100.000 y las 200.000 personas.  

"Los festivales llegaron y se han quedado. Son hoy en día un gran evento social al que hay que asistir, por las razones que sean, de ahí el éxito del Primavera y del Sónar, donde gran parte del público no conoce a muchos de los artistas que actúan", subraya Albert Salmerón, presidente de la Asociación de Promotores Musicales (APM), la mayor entidad del sector en España.

Festivales: la clave del éxito está en ser diferentes

"Es evidente que hay un auge de festivales, pero no todos tocan techo y cada día se cierra alguno. En ese sentido, los que mejor se posicionan son lo que mejor lo tienen. Para nosotros es un trabajo de año tras año, de seguir mejorando e intentar tener el cartel más diverso", destaca Alberto Guijarro, uno de los directores de Primavera Sound.

Este martes 30 este festival abre sus puertas hasta el 4 de junio con un cartel encabezado por Arcade Fire, Bon Iver, Frank Ocean, The XX, Aphex Twin, Slayer, Solange Knowles y Van Morrison y las potenciales revelaciones del "indie" internacional, algo que les ha hecho destacar.

"Nuestro mercado está madurando mucho en la consolidación de los festivales. El que haya hecho bien los deberes obtendrá unos resultados satisfactorios a corto y medio plazo. Por contra, el que tenga un modelo de festival que no sea diferenciador, trabajará cuesta arriba", opina Javier Arnáiz, responsable de Mad Cool.

Con una sola edición a su espalda y otra por celebrar el próximo mes de julio con todo el aforo agotado y actuaciones de Foo Fighters, Green Day y Kings of Leon, el festival madrileño es el único de sus dimensiones que de momento ha logrado asentarse en la ciudad.

Los festivales incorporan suman a las nuevas generaciones

Tras su estela, la ciudad acogerá este año otras citas multitudinarias como Download Festival, apoyado en el hard-rock, o Río Babel, que apuesta por la música iberoamericana. "En Madrid era prácticamente imposible tener permisos para hacer un festival así por las políticas municipales. Tenemos que reconocer y agradecer el cambio del ayuntamiento", destacan desde esta organización.

A ello se suma que "han cambiado los modelos de ocio, tanto para los jóvenes como para los ya no tan jóvenes que siguen acudiendo", añade Albert Salmerón ante un panorama de festivales que va cumpliendo décadas y acumulando generaciones de potencial público. Dicho de otra manera: se crece por abajo, sin perder por arriba.

Algo de eso sabe el Sonorama de Aranda de Duero (Burgos), conjunción de gran plataforma para nuevos artistas del pop-rock nacional (como Izal, Supersubmarina, León Benavente), una peculiar filosofía de trabajo muy familiar, amor al arte y, claro, "el lechazo y el vino".

Este año celebra 20 años de existencia de la mano de Leiva, Santiago Auserón con Sexy Sadie, Amaral y Nacho Vegas. Para ello, contarán con un 25% más de espacio, mientras la venta de entradas "aumenta un 10%". ¿La clave del éxito? "El futuro pasa por la calidad y no la cantidad", responde su director, Javier Arnáiz.

En eso coincide con Primavera Sound. "El espacio (el grueso del festival se celebra en el Parc del Fórum) evidentemente nos limita, pero son cifras con las que nos sentimos a gusto y preferimos seguir en ellas de momento, porque dan buenos servicios de producción. No todo es aforo y meter gente", subraya Guijarro, frente a las continuas amenazas de que la marca pudiera mudarse algún día.