Las empresas fintech encuentran en China su banco de pruebas idea. En la imagen, una mujer habla por su teléfono iPhone en Pekín, China. EFE/ROLEX DELA PENA

Apple prepara el terreno para confirmar el iPhone 8 sin pantalla curva

stop

El iPhone 8 tenía en la pantalla curva una de las novedades más rompedoras. Numerosos expertos ya anticipan que Apple ha descartado este extremo

Economía Digital

Las empresas fintech encuentran en China su banco de pruebas idea. En la imagen, una mujer habla por su teléfono iPhone en Pekín, China. EFE/ROLEX DELA PENA

Barcelona, 14 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Puede sonar a manido, pero Apple se juega mucho con su próximo gran lanzamiento. Después del verano saldrá a la luz oficialmente el iPhone 8, la nueva versión de la saga más relevante de la historia de la telefonía. Aunque los (excelentes) números siguen contradiciendo los augurios más pesimistas, está claro que Apple se enfrenta desde hace tiempo al reto de ofrecer algo más a un mercado irremediablemente saturado. 

A pesar del celo con que el grupo dirigido por Tim Cook guarda los detalles de cada nuevo iPhone, entre los rumores más consolidados para el iPhone 8 sobresale uno: el carácter curvo de su pantalla. Sin embargo, en las últimas semanas numerosos expertos han salido a la palestra para desmentir esta posibilidad.

Así lo explica el analista de IHS Markit Wayne Lam, en declaraciones a MacRumors, que anticipa una pantalla plana tipo OLED (siglas en inglés de diodo orgánico de emisión de luz) “análoga al diseño actual 2.5D”, un vidrio muy extendido ya en el mercado con los bordes contorneados, pero no completamente curvos. En la misma línea se expresa Ming-Chi Kuo, analista de KGI Securities, quien apunta a una pantalla muy similar a las de los últimos modelos de iPhone.

Otras fuentes, sin embargo, todavía mantienen la apuesta por un cristal con bordes realmente curvos.

Los problemas de una pantalla curva

En un mercado como el de la telefonía móvil siempre es vital mirar qué hace la competencia. El 29 de marzo Samsung presentará oficialmente el Galaxy S8. Un dispositivo que, según las últimas filtraciones, mantendrá los bordes curvos el modelo Edge, y contará con una pantalla que ocupe hasta el 83% de la superficie del teléfono, un porcentaje menor al inicialmente esperado.

Una de las claves para entender las reticencias de los fabricantes para incorporar pantallas completamente curvas está  en la necesidad de utilizar un material diferente, con un substrato de plástico flexible que hace posible la curvatura del teléfono.

Según explica el experto Raymond Soneira a MacRumors, las pantallas OLED hechas a partir de substrato de cristal utilizadas en los modelos recientes son más baratas y, sobre todo, "están disponibles en un volumen mucho mayor" que las que utilizan el plástico como materia prima.