AB-Biotics se convierte en la estrella de la bolsa de las pymes

stop

ÉXITO DE UNA EMPRESA CATALANA DE BIOTECNOLOGÍA

05 de septiembre de 2010 (10:27 CET)

Una empresa biotecnológica catalana con apenas seis años de vida se ha convertido en la gran excepción a la regla de ese fiasco llamado Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Desde su debut el 20 de julio, AB-Biotics se ha revalorizado un 30%. Todas sus compañeras de mercado permanecen, en cambio, en números rojos.
 
¿Dónde está el milagro de la compañía nacida de la escisión de un área de actividad de la Universitat Autònoma de Barcelona? Desde el estricto punto de vista de los mercados, la llave del rutilante arranque en bolsa tiene que ver con la generosidad en el precio de colocación, 2,53 euros. Ese importe de salida han dejado al valor un buen potencial alcista.
 
Para muchos inversores, AB-Biotics ofrece la posibilidad de participar en un sector muy poco representado en España. Tiene un producto estrella denominado Neurofarmagen, que se comercializa desde enero pasado. Consiste en un chip de ADN que, según el perfil de cada paciente, permite seleccionar el tratamiento farmacológico más adecuado.
 
Producto internacional

El grupo, que pelea a brazo partido para introducir Neurofarmagen en la sanidad pública –actualmente su ámbito de actuación se reduce a la privada–, quiere dar el salto a los mercados internacionales con su producto estrella en 2012. Una apuesta fuerte que los mercados, de momento, se creen.
 
La firma apenas lleva un mes y medio en el mercado, pero ya se ha convertido en la gran excepción a la regla en el MAB, con una subida del 30%. AB-Biotics, la primera y única empresa catalana que buscó capital en el mercado bursátil para medianas compañías, es además una de las que mayor frecuencia de cotización tiene.
 
Es decir, se ha convertido en una de las pocas que consigue marcar precio todos los días con el apoyo (como encargado de dar liquidez a la compañía en bolsa) de una firma madrileña. Se trata de Caja Madrid, que actúa como proveedor de liquidez y da contrapartida a las órdenes de compra y venta de cada día.
 
De momento, AB-Biotics, con apenas 17 millones de euros de capitalización bursátil, se basta y se sobra para sacar los colores a los ocho valores restantes del MAB. Ninguno de ellos ha podido evitar las pérdidas respecto al precio de colocación en este mercado estrenado en julio de 2009 por Zinkia, el creador de Pocoyó.
 
Precisamente las dos empresas que inauguraron este mercado –la mencionada Zinkia e Imaginarium– tienen los números rojos más grandes, con retrocesos superiores al 40%. Y otras dos como Medcom Tech y Neuron Biopharma se dejan en el camino alrededor del 10%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad