Arsenal-Barça: ¿quién tiene que ganar?

stop

29 de marzo de 2010 (15:47 CET)

El duelo Arsenal-Barcelona de los cuartos de final de la Liga de Campeones no es sólo una competición deportiva. Como analiza José María Gay de Liébana Saludas, este también es un duelo económico entre dos modelos de gestión. En un estudio realizado ad hoc, el profesor analiza las cuentas de los dos clubs de los últimos años y, comparándolas, se puede decir que ambos quedan en tablas, algo que no podrá suceder en el terreno deportivo.

Así, ambos clubs han conseguido en las temporadas precedentes aumentar sus ingresos de manera considerable, aunque el Barcelona ha registrado una progresión más sostenida que el Arsenal, que en los últimos años ha visto cómo su facturación quedaba estancada.

El club catalán pasó de ingresar 123 millones en la temporada 2002-03 a los 366 de la 2008-09. En este período, el salto cualitativo se produjo en en las tres últimas campañas de este período, en el que de los 290 millones de ingresos de 2007 pasó a los 366 de 2009.

En cambio, el Arsenal mejoró sustancialmente su facturación entre las temporadas 2005-06 y 2006-07, al pasar de los 192 a los 263 millones de euros. Pero, a partir de aquel momento, el club inglés no encontró la manera de mejorar de forma sustancial sus ingresos y estos se estancaron: 263,9 millones en la 2006-07, 264,4 en la siguiente y 263 en la última, la cerrada en 2009.

Eso sí, el Arsenal gana en patrimonio al FC Barcelona. El patrimonio neto del club británico representa el 23,3% de su capital, mientras que en el caso del catalán este porcentaje apenas supera el 4%. De ahí, entre otras cosas que el 95% de los recursos financieros que maneja el Barça sean deuda mientras que este porcentaje represente sólo el 77% en el caso del Arsenal.

No obstante, el Barça sabe optimizar mejor sus ingresos, ya que por cada 100 euros invertidos se ingresan 72, mientras que el Arsenal, por cada 100 euros de inversión factura solamente 38 por el hecho de que tiene que hacer frente a la deuda que se generó por la construcción de su nuevo campo, el Emirates Stadium.

Todas estas cifras y muchas más demuestran que tanto Barça como Arsenal son dos equipos que tienen la capacidad de generar un gran volumen de negocio. Sobre el papel, con las cifras en la mano, el duelo está muy reñido y casi acaba en empate. En el campo, la cosa será distinta y sólo uno podrá ganar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad