Bankinter y Popular se suman a la subasta por NCG

stop

El FROB quiere recuperar con la venta, al menos, un 15% de los 9.853 millones invertidos en la entidad gallega

Oficina de Novagalicia Banco / EFE

02 de octubre de 2013 (21:57 CET)

Todos daban por sentado hasta este miércoles que la subasta de NCG era cosa de cuatro. Caixabank, BBVA y Santander por un lado, y el fondo americano Guggenheim, que cuenta con el beneplácito del regulador y de José María Castellano, el presidente de Novagalicia, por otro. Sin embargo, dos actores más han entrado en juego: el Popular de Ángel Ron, que ya compró Banco Pastor en 2011, y Bankinter.

En unas jornadas sobre el sector financiero dirigidas, precisamente, a inversores extranjeros, el director general del Fondo de Regulación Ordenada Bancaria (FROB), Antonio Carrascosa, indicó que las entidades nacionales interesadas en NCG eran cinco, y no tres como se daba por hecho, además de un fondo extranjero.

No reveló sus nombres. Tan sólo indicó que la firma de José María Castellano podría tener nuevo dueño a mediados de noviembre.

Acceso al 'data room' de NCG


La pasada semana, el FROB habría facilitado a Caixabank, BBVA, Santander, Popular, Bankinter y Guggenheim el acceso a un data room virtual sobre Novagalicia. Se trata de una plataforma web que permite poner a disposición de los interesados en la entidad toda la información pertinente. En ella se incluiría la due dilligence (auditoría legal) y una data tape (soporte con información).

En la base de datos se encuentran recogidas las exposiciones crediticias, carteras de crédito y garantías de exposiciones crediticias de la entidad gallega. Tendrían un máximo de cuatro semanas para analizar los datos y solicitar aclaraciones al equipo gestor.

Bankinter y Popular estudian los números

A finales de octubre, las entidades deberán comunicar al FROB su interés real por NCG. Aunque no sea vinculante, sí será determinante para que el organismo decida si abre o no el proceso formal de subasta.

Fuentes financieras no descartan, no obstante, que no todas las entidades que han mostrado su interés en la nacionalizada vayan a pujar por ella. Sea como fuere, las cinco obtendrán una radiografía exacta del banco, que tiene un 40% de la cuota del mercado gallego.

La compra de NCG podría suponerle al Popular un problema de duplicidades, al poseer ya la amplia red de oficinas del Pastor en la comunidad gallega. No obstante, fuentes financieras sostienen que "todo dependerá del precio".

Expediente de la CNMV a Jaime Botín

El interés de Bankinter por Novagalicia se conoce en un momento controvertido dentro de la entidad. El consejo de la CNMV ha aprobado un expediente sancionador contra Jaime Botín, su primer accionista. Habría cometido una “infracción muy grave” al ocultar hasta mediados de 2010 una parte de sus acciones en Bankinter, por lo que el supervisor bursátil propondrá al Ministerio de Economía que le imponga una sanción.

Diversas fuentes financieras consultadas por este medio interpretan el interés en NCG como “un gesto de acercamiento al Gobierno”.

Dispuestos a vender por 1.400 millones

Más allá de los interesados en el data room de Novagalicia, las declaraciones de Carrascosa también sirvieron para deslizar por qué cantidad está dispuesto el FROB a vender el banco gallego.

“Confiamos en que la operación sea, al menos, tan positiva como la de EVO Banco”, dijo el directivo del fondo bancario, que recordó que Apollo pagó por la filial de NCG “un 55% de su valor en libros”.

Carrascosa espera que ocurra lo mismo en el caso de NCG que, insistió, tiene un valor de mercado “sustancialmente mayor” y una amplia cuota en Galicia.

El valor en libros de la entidad gallega es de 2.700 millones de euros por lo que, de cumplirse las previsiones del organismo, el Estado recuperaría 1.485 millones de euros. El 15% de los 9.853 millones que lleva invertidos en la entidad desde la fusión de Caixa Galicia y Caixanova y la posterior recapitalización del banco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad