Ignorar el sexo en la investigación médica cuesta vidas

stop