La rapidez en el tratamiento del ictus es crucial para reducir las secuelas

stop