Un casco que lee la mente aumenta la seguridad en el coche

stop