Caixa Catalunya 'maquilla' sus resultados al vender el 4% de Abertis

stop

LOS PAGOS A LOS DIRECTIVOS CRECIERON UN 44%

08 de septiembre de 2010 (13:22 CET)

La deducción fiscal conseguida por Caixa Catalunya a cuenta de la venta de su participación en Abertis, que era del 4% y que se realizó por una cantidad de 537 millones ha disparado los resultados de la caja en el primer semestre. Concretamente, de los 76,8 millones conseguidos en los últimos seis meses de vida de la entidad, un 74,83% correspondieron al efecto fiscal fruto de la reinversión de las plusvalías conseguidas, según informa el diario El Mundo.

En efecto Caixa de Catalunya consiguió con el efecto contable antes citado, incrementar su resultado en 56,7 millones, ya que la operativa antes de impuestos arrojaba un beneficio de sólo 19,6 millones. La diferencia entre el resultado final y el que la entidad tenía antes de impuestos sirvió para incrementar las provisiones con las que cubrir futuros impagados, especialmente vinculados al ámbito inmobiliario.

El conjunto de cajas de ahorros que se han fusionado han registrado, como se publicó en su día, un incremento importante en las retribuciones de sus directivos. Sumando este apartado, las subidas salariales y las indemnizaciones cobradas por algunos de sus máximos ejecutivos han incrementado el gasto en un 44% respecto al semestre inmediatamente anterior. La cifra en que se ha aumentado la retribución a los directivos es de 7,1 millones de euros cuanto el semestre anterior se gastaron en este epígrafe sólo 4,9 millones.

Retribuciones y ceses

Fuentes de la entidad que dirige Adolf Todó explicaron que la fuerte subida de los emolumentos de los directivos se puede explicar porqué en este apartado se han contado las indemnizaciones por el cese de los directores generales de Caixa Tarragona: Rafael Jené y de Caixa Manresa: Feliu Formosa, que decidieron no seguir en la fusión. Además, como muchos de los altos responsables de las cajas fusionadas tenían retribuciones variables y la fusión hizo que estas retribuciones se acumulasen en el primer semestre, lo que habría incrementado la factura final.

Por otra parte, el subgovernador del Banco de España, Javier Aríztegui, ha reclamado a las cajas fruto de la fusión de Catalunya, Tarragona y Manresa, y las que han creado Unnim: Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu, un “mayor ajuste” en su integración. Ello supondría más bajas entre el personal y más cierres de oficinas. Además, Aríztegui afirmó que Catalunya requerirá 1.032 millones más en recursos propios y Unnim 270 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad