Caixa Geral bloquea de nuevo la refinanciación de Renta Corporación

stop

La reestructuración de los 297 millones de deuda de Renta Corporación está bloqueada. El grupo estatal portugués Caixa Geral de Depósitos no ha firmado aún el acuerdo que de momento, no da señales de vida.

Luis Hernández de Cabanyes

13 de mayo de 2011 (16:19 CET)

Caixa Geral mantiene una deuda de apenas 15 millones de euros en la inmobiliaria que preside Luis Hernández. Pero su visto bueno a la refinanciación – lo tienen que aceptar todos los acreedores - es todavía una incógnita. Hasta hoy el grupo portugués no sabe ni ha contestado a los continuos requerimientos de la compañía para desbloquear su situación crediticia.

Según fuentes financieras de toda solvencia, el consejo que Caixa Geral celebró el pasado miércoles ni siquiera trató el asunto, lo que ha dado al traste con las esperanzas de la compañía de cerrar la recapitalización esta semana, tal y como estaba previsto.

Las entidades que suscribieron el último crédito sindicado son, además de Caixa Geral, el grupo que forman Santander, BBVA, Popular, IKB, ING Real Estate, Bankia, Deutsche Bank, Sabadell, Barclays, CAM, Caixa Geral, Caixa Catalunya, El Monte, Caja Cantabria, Caja España y Banco de Valencia.

La compañía confía en desbloquear la operación durante mayo. Varias de las entidades españolas acreedoras de Renta están intentando acercarse a Caixa Geral para que reconsidere su postura y firme cuanto antes. Hasta ahora, la entidad lusa –que concentra el 7% de la deuda del grupo- siempre había dado el visto bueno a los acuerdos de la mayoría en los procesos de refinanciación anteriores, en los que había delegado su decisión en Caja Madrid, ahora Bankia.

Cerrar la refinanciación es vital para la continuidad de Renta Corporación, asfixiada por una deuda ingente. Según el acuerdo que ya cuenta con el respaldo de las entidades que representan el 93,73% del capital, la compañía tiene previsto canjear activos inmobiliarios con sus acreedores por valor de 117,75 millones.
La operación contempla también la conversión en un préstamo participativo de otros 54,45 millones de euros de deuda. El resto se reestructurará en un plazo de ocho años. Según el pacto con los bancos que depende de la firma de Caixa Geral, Renta Corporación ha de reformular sus cuentas de 2010 y modificar la propuesta de aplicación del resultado del pasado ejercicio, lo que supone cancelar los créditos fiscales que tenía activados.

Por lo tanto, el grupo inmobiliario contabiliza ahora unos fondos propios negativos de 41 millones de euros. En este escenario, los plazos para cerrar la refinanciación aprietan al grupo, que en la junta que celebrará el próximo mes de junio tendrá que incluir un punto referido a los supuestos de disolución de empresas, tal y como establece la ley.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad