Caixa Girona cree que Abertis le garantiza la continuidad

stop

23 de marzo de 2010 (12:21 CET)

Caixa Girona vincula su supervivencia en solitario a un plan de desinversiones y ajustes en su red de oficinas. La participación de Caixa Girona en Abertis soluciona la mitad de las necesidades de capital que la caja preveía obtener del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) y que se cifran en alrededor de 140 millones, según habría constatado la entidad en su consejo de administración celebrado este lunes pasado.

Caixa Girona ha aumentado posiciones en el grupo de empresas de infraestructuras en el último año, según publica el diario Expansión. A finales de 2008, la caja controlaba 3,80 millones de acciones y ahora posee 4,18 millones. De esta manera, el valor de las acciones a cierre de ayer suma 62,2 millones de euros. La participación en el grupo de infraestructuras es el activo más líquido de la caja catalana.

Entre las participadas de Caixa Girona figuran Cementiri de Girona (30%), Polingesa (35%) –que promueve un polígono en la demarcación– , la compañía de aguas de Girona (33%) y la inmobiliaria Estuinmo (100%), entre otras. Las empresas participadas aportaron números rojos por valor de 4 millones de euros el año pasado.
Con los recursos que obtenga de las desinversiones, Caixa Girona plantea una reducción de la red y de la plantilla, así como el cierre de oficinas no rentables, según han explicado fuentes cercanas a la caja. La entidad ya redujo el año pasado su plantilla un 3,1% hasta 1.132 empleados, y recortó el número de oficinas un 3,8% hasta 229 sucursales.

Entre las posibilidades que se encuentran sobre la mesa estaría la alianza a medio plazo con alguna caja no catalana bajo la fórmula del SIP o fusión virtual. Desde el Govern no se descarta una fusión con Caixa Laietana, pero se trata de una alternativa que no cuenta con demasiados adeptos en la Diputación de Girona y en el resto de instituciones de la demarcación.
La caja ya ha manifestado que prefiere ser pequeña, eficiente y con los costes controlados, antes que ser absorbida por las cajas vallesanas. La entidad también podría explorar sinergias en el área aseguradora donde colabora con su socio Caser.

Sin testigos

El consejo de Caixa Girona se reunió ayer para analizar el futuro de la caja dirigida por Jordi Blanch tras la ruptura del proceso de integración con Caixa Terrassa, Caixa Sabadell y Caixa Manlleu y el toque de atención de la Generalitat y del Banco de España.

En el consejo se presentaron las lineas generales del plan de viabilidad, que se prevé presentar en los próximos días a la Generalitat y al Banco de España, una vez esté terminado y lo apruebe el consejo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad